OMC espera que reunión Xi-Trump en G20 alivie tensiones

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo, se mostró optimista de cara a la reunión de líderes del G20 la próxima semana en Osaka (Japón), y confió en que una reunión entre los presidentes de China y EEUU, Xi Jinping y Donald Trump, alivie las tensiones globales.

 

"Esa posible reunión sería un gesto muy bienvenido", declaró el brasileño en una rueda de prensa de cara a su participación en el G20,donde pedirá a los principales líderes globales que actúen para reducir las fricciones arancelarias y comerciales.

 

foto de Roberto Azevedo

 

"Soy optimista porque veo movimiento entre los miembros de la OMC, que están negociando y hablando entre ellos, tratando de buscar soluciones", afirmó el director general.

 

Azevedo adelantó sin embargo que la OMC publicará en coincidencia con la cumbre cifras sobre las medidas restrictivas del comercio impuestas por miembros del G20, y que "una vez más estarán por encima de la media histórica".

 

Sobre el recurso del presidente Trump a los aranceles para intentar presionar a China y otros socios comerciales, Azevedo subrayó que el mandatario estadounidense parece convencido de que estas tarifas son una importante arma negociadora, pero confió en que no a largo plazo.

"En la OMC esperamos que llegado cierto punto estas medidas restrictivas retrocedan, porque están afectando al crecimiento económico y comercial global", subrayó.

 

El máximo responsable de la OMC también juzgó de forma negativa el uso de aranceles como medida de presión de Trump hacia México para dificultar la llegada de migrantes centroamericanos.

 

"Ya antes hemos visto el uso de sanciones comerciales en un contexto de tensiones geopolíticas, y cada vez que esto ocurre lo más probable es que haya un impacto negativo", aseguró.


"Se interrumpen las cadenas globales de suministro, los inversores dudan, la incertidumbre aumenta (...) y entonces toda la economía en su conjunto sufre, todos pierden y cuanto más pobre y vulnerable es un país más afectado resulta", subrayó.

Azevedo descartó un encuentro bilateral con Trump en Osaka, y señaló que uno de los principales puntos de su agenda será pedir a los miembros del G20 mayores esfuerzos para buscar una salida a la actual crisis en el propio seno de la OMC, por los problemas para renovar su Órgano de Apelación.

Éste mecanismo, uno de los más importantes de la organización al poder emitir decisiones vinculantes sobre conflictos comerciales de sus miembros, podría quedar totalmente descabezado debido a la negativa de Estados Unidos a nombrar nuevos jueces en sustitución de los que terminan su mandato el próximo mes de diciembre.

"No puedo decir que las conversaciones estén avanzando, pero pido a los países miembros que consideren seriamente todas las opciones. Hay realmente prisa, porque diciembre está a la vuelta de la esquina", advirtió el brasileño.

Publicado en El Espectador, disponible aquí

facebook icon