Industrias colombiana y de EE. UU. chocan por importación de etanol

 

Industrias colombiana y de EE. UU. chocan por importación de etanol

Gremios aseguran que el ejecutivo estadounidense les estaría dando subsidios a lo privados de ese país. Gobierno abrió una investigación.

 

Las Presuntas irregularidades en las importaciones de etanol de EE. UU. a Colombia se volvieron un tema de interés binacional, e incluso llegaron hasta la apertura de una indagación oficial.

El asunto tiene que ver con que el Gobierno Nacional abrió una investigación para determinar si el ejecutivo de EE. UU. les estaría dando subvenciones (subsidios) a los exportadores de etanol que traen producción hacia Colombia, lo cual estaría afectando la industria nacional.

A través de la Resolución 006 del 2019, el Ministerio de Comercio abrió esta pesquisa, que tuvo su origen en las denuncias hechas por la Federación Nacional de Biocombustibles, gremio que, según la norma, busca que se les apliquen derechos de compensación provisionales, en caso de que se comprueben las denuncias.

El asunto tiene tanto de largo como de ancho, e incluye pruebas presentadas por Fedebiocombustibles, en las cuales se concluiría que durante varios años, la producción nacional habría quedado en jaque por las ayudas que habría recibidos la industria americana.

Incluso, en la resolución que abrió la investigación, el Ministerio de Comercio señaló que “con base en la información presentada por los peticionarios (...), se encontraron indicios suficientes de que el gobierno Federal y los gobiernos Estatales de EE. UU. presuntamente concedieron subvenciones a la producción de etanol de ese país y al principal insumo empleado para su elaboración”.

Esto, según las pruebas allegadas, se habría fraguado por medio de presuntas contribuciones financieras a los productores estadounidenses, por medio de 31 programas (9 federales y 22 estatales) de ayudas, “que podrían calificar como subvenciones”, y que habrían llegado a US$6.409 millones en el 2017. Esta cifra es equivalente a cerca de $20 billones, es decir, lo mismo que recaudarían tres leyes de financiamiento.

Lo anterior, no obstante, tendrán que demostrarlo los investigadores del caso, para lo cual desde Estados Unidos no se quedarán con los brazos cruzados.

De hecho, en un reciente encuentro de empresarios de ese país, el embajador de EE. UU. en Colombia, Kevin Whitaker, aseguró que: “Seguiremos trabajando por defender los intereses de los empresarios que exportan etanol a Colombia”.

Por su parte, María Claudia Lacouture, directora de Amcham Colombia, afirmó que “para la Cámara, cualquier tema que dificulte los procesos de fortalecimiento del comercio entre los dos países es importante, porque nuestros afiliados tendrán acciones que tendrán que cumplir para poderles ayudar”.

Y agregó que “a finales de marzo se conocería si se dicta una medida provisional, que eventualmente podrían llegar a poner aranceles a las importaciones de etanol de EE. UU., e incluso limitar o prohibir por un tiempo estas ventas hacia Colombia”. Por ahora, las partes seguirán presentando sus pruebas.

PRESUNTOS SUBSIDIOS

En la resolución que le dio vía libre a la investigación se detalla que las presuntas subvenciones otorgadas por el Gobierno de los EE. UU. al etanol durante el año 2017 fueron de US$6.409 millones, calculadas sobre la base de 24 programas federales y estatales de los 31 relacionados en la solicitud de Fedebiocombustibles.

“Considerando la información suministrada por el peticionario, la producción total de etanol en Estados Unidos fue de aproximadamente 15.755 mil millones de galones, la cuantía de la subvención ascendería a US $0,4068 por galón de alcohol carburante (etanol) en el año 2017, que equivale a US $0,1355/kilogramo”, concluyó el reporte

 

Publicado en Portafolio, disponible aquí

facebook icon