Trump niega ahora que el cambio climático afecte a la economía de Estados Unidos

 

Trump niega ahora que el cambio climático afecte a la economía de Estados Unidos

El presidente norteamericano contradice un informe científico demoledor publicado el pasado viernes

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue a la cabeza de los negacionistas del cambio climático y sus efectos sobre el medio ambiente y la calidad de vida de toda la humanidad (incluidos los ciudadanos de su país).

 

El pasado viernes 23 de noviembre, el Programa Investigación Científica sobre Cambio Climático de Estados Unidos (USGCRP, por las siglas en inglés) publicó el segundo volumen del Cuarto Informe Nacional sobre Cambio Climático. El resumen ejecutivo del apartado 2 de este informe, dedicado a la economía, indica claramente que, “si no se ponen en práctica esfuerzos sustanciales y sostenidos de mitigación global y adaptación regional, se espera que el cambio climático cause pérdidas crecientes a la infraestructura y las propiedades estadounidenses e impida la tasa de crecimiento económico durante este siglo”.

 

En respuesta a la pregunta de un periodista, el presidente Donald Trump afirmó ayer (26 de noviembre) que no cree que el cambio climático provoque daños a la economía de su país, es decir, que no se cree el informe del USGCRP, un organismo oficial formado por científicos de primera linea y que depende organizamente de la Casa Blanca.

 

”No lo creo”, dijo textualmente Trump al ser preguntado por un periodista por la conclusión del informe de que el cambio climático tendrá un efecto devastador en la economía estadounidense.

 

De acuerdo con el documento, el impacto del calentamiento global podría provocar que la economía estadounidense se contrajera en torno a un 10 %, lo que representaría el doble de las pérdidas registradas durante la Gran Depresión de la década de 1930.

 

La Casa Blanca estaba obligada por orden del Congreso a publicar esa evaluación de los efectos del clima, y según múltiples informes de prensa, decidió retrasar su divulgación hasta el “Viernes Negro” con la aparente expectativa de que pasara desapercibido, dado que era el día siguiente a la festividad de Acción de Gracias en EE.UU.

 

La retirada del Acuerdo de París sigue su curso

 

 

Donald Trump inició el año pasado los trámites para retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el clima, siguiendo con la promesa expuesta durante su campaña electoral y sus ya conocidas ideas sobre la no existencia del cambio climático provocado por la acción humana.
 
 
La semana pasada, el mandatario puso en duda que hubiera “calentamiento global” al recordar en su cuenta de Twitter que se avecinaba una ola de “frío brutal y prolongado” en Estados Unidos.
 

Trump aseguró ayer ante los periodistas que había “leído parte” del informe del USGCRP sobre los costes del cambio climático; pero negó una de sus principales conclusiones y culpó de la contaminación atmosférica a otros países, como “China o Japón”.

 

”Ahora mismo somos lo más limpios que podemos ser (en Estados Unidos). Eso es muy importante para mí. Pero si nosotros somos limpios y el resto del planeta es sucio... (no puede ser). Queremos aire y agua limpios”, subrayó.

 

De acuerdo con las conclusiones del informe del USGCRP destacadas por Efe, de aquí a final de siglo los estadounidenses tendrían que afrontar gastos de unos 141.000 millones de dólares derivados de muertes relacionadas con el exceso de calor, 118.000 millones causados por el aumento del nivel del mar y otros 32.000 millones por daños en las infraestructuras. JEC

 

Publicado en Vanguardia, disponible aquí 

 

facebook icon