La guerra comercial entre Estados Unidos y China podría continuar hasta 2020

 

La guerra comercial entre Estados Unidos y China podría continuar hasta 2020

 

El conflicto se prolongaría hasta las elecciones presidenciales en dos años

 

Pese a que las tensiones entre Estados Unidos y China parecen haberse enfriado, ese panorama no duraría mucho. Al menos eso es lo que piensa el Standard Chartered Private Bank, que proyecta un conflicto “prolongado” entre ambas naciones que no se resolverá hasta las elecciones presidenciales de 2020.

 

 

“Creo que va a ser una decisión política: ¿es realmente un buen augurio para los Estados Unidos que han resuelto, en la terminología de Trump, el tema del comercio de China hoy? Uno podría argumentar que, en realidad, sería mejor hacerlo seis meses antes de las elecciones. así que tiene el viento de cola entrando en su candidatura a la reelección “, aseguró el estratega jefe de inversiones de Standard Chartered Private Bank, Steve Brice, citado por la cadena de noticias Cnbc.

 

En base a esa hipótesis, una resolución del conflicto comercial con el gobierno de Xi Jinping en vísperas de elecciones no solo le daría a Estados un impulso a su crecimiento económico y las ganancias de la empresa al alza, sino que también ayudaría a Donald Trump en sus ya conocidas aspiraciones de reelección.

 

Asimismo, el tema económico puede ser considerado como uno de los baluartes del gobierno de Trump, pues a los estadounidenses les gusta su manejo de la economía, de acuerdo con recientes encuestas a la ciudadanía.

 

Sin embargo, las tendencias actuales, con las bolsas en caída y las empresas tecnológicas pasando por un mal momento, señalan posibles problemas para la reelección de la candidatura de Trump si la economía pierde más fuerza en el futuro.

 

Se espera que Trump y Xi se reúnan la próxima semana en la cumbre del G-20, que tendrá lugar en Argentina. Pese a que ambos mandatarios parecen tener la voluntad de llegar a un acuerdo, expertos aseguran que “no ven progresos importantes en ella”.

 

El pasado viernes, Trump aseguró que China envió una lista de cosas que está dispuesta a hacer para resolver las tensiones comerciales y que su gobierno podría no tener que imponer nuevos aranceles, pero agregó que la situación “todavía no es aceptable para él”.

 

Los aranceles entre Estados Unidos y China llegan a US$250.000 millones desde el gobierno de Trump, mientras que los chinos han emitido gravámenes por US$110.000 millones a los estadounidenses desde el pasado 6 de julio, cuando entró en vigor el primer monto de US$34.000 millones.

 

Publicado En La República, disponible aquí

facebook icon