Con las tensiones internacionales, las oportunidades de Colombia están en EE.UU.

AmCham Colombia realizó un foro sobre las perspectivas y expectativas 2019, para analizar cómo se desarrollarán las relaciones bilaterales entre Colombia y EE.UU., en el marco de la situación de la coyuntura política y económica mundial, y la importancia de aprovechar a EE.UU. como el aliado ideal de Colombia.

 
 
 
 Bogotá, 2018-07-19 - 09:56 / Por: AmCham Colombia

El 2019 comenzó como un año de incertidumbres, acentuado por las tensiones en torno a la disputa arancelaria entre EE.UU. y China, por las implicaciones con relación al desenlace del Brexit, las posibilidades de que se radicalice el proteccionismo, y otras variables políticas y económicas que están determinando el panorama internacional.

 

Entre ellas se cuentan los efectos de los dos primeros años del mandato del presidente Donald Trump y lo que se prevé para los próximos dos; la situación de Venezuela y el nuevo espectro latinoamericano que ha tomado otro matiz con los cambios de gobierno en México, Brasil y Colombia.

 

Durante su intervención en el Foro, el ministro de Comercio Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, afirmó que Estados Unidos, al representar casi el 30% del comercio exterior colombiano, es el mercado más grande y con mayores oportunidades para los productos del país, pero solo se capitalizarán si hay un trabajo mancomunado entre el sector privado y público.

 

“Es la hora de consignar el comercio exterior en políticas de Estado, no de gobierno. AmCham Colombia está jugando un papel importante abriendo espacios para que el empresariado y los actores de Gobierno nos pongamos de acuerdo y tratemos de alcanzar a los países más avanzados en esa materia, demostrando que un crecimiento en exportaciones nos beneficia a todos y fortaleciendo el mercado interno”, dijo.

 

Según María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, las expectativas de los empresarios, sus sugerencias, recomendaciones y reflexiones sobre lo que ha sido y será el TLC, serán fundamentales para la agenda binacional: “Siempre les pido a los empresarios que aprovechen los acuerdos, que se actualicen, que innoven, que sean más productivos y competitivos. Son mensajes de los que estamos en la administración pública o en los gremios, que no es lo mismo que estar dentro del sector productivo y por eso necesitamos que ellos se involucren desde su rol, porque todos empujamos el mismo carro para crecer, ganar y generar empleo”, dijo.

 

 

Además, Lacouture concordó en que en ese contexto el mayor socio de Colombia, EE.UU., está muy cerca y de nuestro lado, con una coyuntura favorable, que incluye un dólar conveniente. Sin embargo, añadió que para aprovechar esa buena relación aún quedan algunas cosas por hacer.

 

“Estamos frente al desafío de dejar de ser apenas exportadores de excedentes, ser más productivos y entender el real potencial de ese mercado. Es el momento de buscar proactivamente las oportunidades y prepararnos con tiempo ante los retos”, resaltó.

 

El ministro y la directiva estuvieron de acuerdo en que hay dos sectores que tienen grandes posibilidades para potenciar con Estados Unidos y que son el agro y el turismo, en los cuáles ese país es nuestro mayor comprador y el principal emisor de viajeros, respectivamente.

 

“En agro se ha avanzado de manera significativa con la homologación de 97 productos con acceso a ese mercado. En turismo es donde se ven los mejores resultados. Prácticamente se ha duplicado el número de visitantes en la última década y hemos encontrado un nicho de mercado muy interesante, el de los ecoturistas en general y el avistamiento de aves en particular. Este será un segmento de constante crecimiento en los próximos años”, explicó Lacouture.

 

Por su parte, el ministro Restrepo dijo que, para aprovechar esas oportunidades, será indispensable fortalecer la diplomacia fitosanitaria y fomentar una cultura de aprovechamiento del TLC que permitiría la diversificación de la oferta exportable, a través del agro y las manufacturas, principalmente.

 

Otro que intervino durante el evento para hablar de la buena relación entre Colombia y EE.UU. fue el embajador estadounidense en Colombia, Kevin Whitaker, quien cree que el fortalecimiento de la agenda binacional es fructífero, que es complementaria para ambas partes en política, comercio e inversión. Por tal motivo, también expuso que su país está apoyando el desarrollo de las zonas que fueron más golpeadas por el conflicto.

 

“Hemos apoyado proyectos en el Bajo Cauca antioqueño y ahora vemos a Norte de Santander como una región con mucho potencial para crecer luego del conflicto. Así mismo hemos promovido el mecanismo de Obras X Impuestos para que los empresarios tanto americanos como colombianos se involucren en el crecimiento productivo de estas regiones”, comentó.

 

Lacouture aprovechó para reiterar la invitación a que los empresarios participen del programa de Obras por Impuestos en las zonas vulnerables y más afectadas por el conflicto armado (Zomac): “necesitamos apoyar a esas regiones para integrarlas al sistema productivo nacional y evitar que la ilegalidad, como los cultivos ilícitos, ocupen esos espacios. Desde Amcham Colombia adelantamos una campaña nacional en la búsqueda de empresas que se sumen a esta iniciativa”, anotó.

 

 

Por otra parte, María Claudia Lacouture, hizo un llamado a los dos gobiernos y los empresarios para que trabajen de la mano para lograr que los pendientes en temas laborales avancen y estén acorde a las necesidades empresariales del país, así como trabajar con otros puntos: como propiedad intelectual y chatarrización, con el fin de resolverlos y pasar a nuevos temas de desarrollo como la transferencia de tecnología y la productividad.

 

“Estamos en un año de incertidumbre por la tensión comercial, pero al mismo tiempo hay oportunidades y retos, y no podemos quedarnos a la expectativa a ver que pase. Tenemos que actuar” concluyó.

 

Vea la galería completa de fotos aquí 

 

  

 

  

facebook icon