La relación Colombia-EE.UU. no está narcotizada: Canciller

La agenda entre Colombia y Estados Unidos ha sido estable y positiva para los dos países, sin embargo en el contexto de ambas naciones presenta retos, como la lucha antidrogas, para los cuáles AmCham Colombia le presentó propuestas de solución, que involucran a los  empresarios, al canciller, Carlos Holmes Trujillo.

 

 
 
 Bogotá, 2018-07-19 - 09:56 / Por: AmCham Colombia

“Yo no creo, como dicen muchos, que la relación nuestra con EE.UU. se haya narcotizado completamente, por el contrario somos socios con el mismo objetivo: luchar contra las drogas no solo en Colombia, sino en el mundo, y con ese norte, el presidente Duque ya tiene claro el plan de erradicación que vamos a implementar”, comentó el diplomático Carlos Holmes Trujillo, durante un conversatorio con empresarios afiliados a la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

 

 

Ese fue precisamente el primer tema que expuso la directora ejecutiva de AmCham Colombia, Maria Claudia Lacouture, al canciller de la República al comienzo del diálogo organizado por la Cámara: el de la lucha contra el narcotráfico que contiene dentro de sí el plan de erradicación de cultivos.

 

“Sin esa condición habrá pocas posibilidades de avanzar en otros temas. Este asunto condicionará la agenda binacional, a menos que como lo ha hecho desde el comienzo el gobierno de Iván Duque, se sigan mostrando una clara voluntad política y acciones sobre el terreno para demostrar el compromiso del país por resolver ese problema”, explicó Lacouture.

 

Según la directiva, es vital tener una estrategia clara, incluyendo al Congreso y otras entidades estadounidenses, y que el compromiso sea lo suficientemente poderoso para generar confianza para que se facilite una agenda sostenida en todos los ámbitos. Para ello, habrá que buscar y poner en marcha mecanismos de erradicación viables, con lo cual Trujillo se mostró de acuerdo.

 

De acuerdo con AmCham Colombia, lograr la sustitución de esos cultivos es tan importante como su erradicación y una expansión agrícola, organizada y tecnificada, además de actividades formales que realmente incentiven una economía viable, permitiendo el acceso a la tierra con estabilidad jurídica, será indispensable para que se pueda dar ese objetivo con el desarrollo del campo

 

“Las gobernaciones, alcaldías, gremios y empresarios pueden trabajar con la agencia de cooperación de EE.UU. (USAID) en la implementación de los beneficios e incentivos que decretó el Gobierno colombiano para el desarrollo de las regiones como Zomac y Obras por impuestos. En este sentido desde AmCham Colombia trabajamos en la pedagogía para que las empresas afiliadas conozcan a profundidad y aprovechen esos beneficios”, añadió la directora de la Cámara.

 

Para Lacouture el desarrollo del agro y de otros sectores productivos tendrá que ir acompañado de procesos exitosos de transferencia de recursos, tecnología y conocimiento, en los cuales EE.UU. es un socio de gran valor para acelerar el crecimiento del país.

 

De acuerdo a las propuesta  AmCham Colombia, también es necesario ampliar los mercados, multiplicar las posibilidades de acceso para los productos colombianos y atraer la inversión, y por eso hay que resolver con la mayor urgencia los asuntos pendientes de la agenda comercial (propiedad intelectual, reforma laboral, formalidad, derechos humanos, contrabando y piratería, chatarrización, protección de datos, entre otros), así como implementar una estrategia comercial ofensiva y facilitar los trámites de comercio exterior.

 

“El comercio exterior, en específico los TLC son un elemento fundamental que tenemos que potenciar para aprovechar las oportunidades que traen para el crecimiento de la economía en todos los sectores, por lo que estos irritantes están muy presentes en nuestra agenda para ser resueltos”, dijo el Canciller Trujillo.

 

Lacouture añadió que fomentar el aprovechamiento de las posibilidades en el sector  turismo con  Estados Unidos como el principal emisor de Turistas, con un crecimiento promedio de 10 por ciento en los últimos cinco años, puede ayudar a desarrollar un concepto de turismo sostenible, a lograr políticas efectivas para la formalización, a definir una normativa clara y rigorosa para el desarrollo de proyectos y a la práctica del turismo en todo el territorio nacional, en particular en los destinos más vulnerables y con programas de desarrollo comunitario.

 

“Debemos dejar la mentalidad insular que tenemos y pasar a pensar globalmente, es decir, en cómo llegar al mundo con nuestras acciones. El turismo es una industria con grandes oportunidades para hacernos conocer, generar ingresos y empleo,  y dar una buena imagen en el planeta, por algo el presidente Duque lo llamó: ‘el nuevo petróleo’”, complementó Carlos Holmes Trujillo.

 

Por último, el diplomático agradeció los consejos de AmCham y sus empresas afiliadas, y se mostró presto a trabajar en conjunto con ellos para lograr los objetivos en la relación binacional.

 

“Si bien muchos de estos asuntos no competen directamente a mi cartera, me comprometo a pasarles estas inquietudes a mis compañeros de gabinete como asuntos claves para mantener estable nuestra relación con EE.UU. que es prioritaria para el país, y para facilitar el desarrollo empresarial”, concluyó.

 

 

 

facebook icon