Colombia avanza en materia laboral, pero aún tiene retos pendientes

De acuerdo con el director de Inspección, Vigilancia, Control y Gestión Territorial del Ministerio de Trabajo, Henry Morales, Colombia pasó de tener 424 inspectores de trabajo en 2010 a 904 en la actualidad, distribuidos en 121 inspecciones municipales. 

Bogotá, 21 de agosto de 2018 (AmCham Colombia).- Durante los últimos cinco años las apuestas del Gobierno Nacional por garantizar los derechos laborales en Colombia han generado avances importantes que, incluso, apalancaron su reciente ingreso a la Ocde. Sin embargo, aún quedan algunos desafíos como la informalidad, insuficientes inspectores de trabajo y baja presencia de sindicatos; frente a los cuales existe un consenso sobre la necesidad de fortalecer el trabajo colaborativo que se ha venido adelantando entre el sector público, privado y la cooperación internacional, de cara a superarlos.  

Así lo concluyeron delegados del Ministerio de Trabajo de Colombia (MinTrabajo), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Dirección de Asuntos Laborales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos (U.S. DOL), durante una reunión con empresarios convocada por el Comité de Talento Humano y Sostenibilidad Corporativa de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

 

Logros, avances y retos

De acuerdo con el director de Inspección, Vigilancia, Control y Gestión Territorial del Ministerio de Trabajo, Henry Morales, Colombia pasó de tener 424 inspectores de trabajo en 2010 a 904 en la actualidad, distribuidos en 121 inspecciones municipales. No obstante, el país tiene más de mil municipios, por lo que, parte de la estrategia de esta Cartera es aumentar su planta de inspectores para permear todos los territorios.

En cuanto a la informalidad, uno de los temas que más preocupa, Morales aseguró que el Artículo 15 de la Ley 1610 de 2013 continúa vigente y permite a todos los empresarios suscribir Acuerdos de Formalización Laboral que benefician no solo a los trabadores, sino a toda la cadena productiva dentro de las compañías. “De los 150 convenios de formalización que estaban fijados en el Plan Nacional de Desarrollo, sobrepasamos la meta y ya hemos suscrito 186. El objetivo para este año es de 27 Acuerdos, de los cuales ya hemos suscrito 12, por lo que debemos seguir trabajando conjuntamente para que el número de formalizados en Colombia sea cada vez mayor”.

Como parte de la asistencia técnica que presta a Colombia, la OIT diseñó un sistema informático para la Dirección de Inspección, Vigilancia y Control del Ministerio de Trabajo, con el fin de garantizar un control efectivo en las investigaciones administrativo-laborales, el cual incluyó, además de capacitaciones, un plan de gestión de cambio de innovación tecnológica, explicó Cristina Ramírez, coordinadora nacional de Cumplimiento de Normas Internacionales de la Organización.

 

Adicionalmente, en el marco del Programa de Capacitación para el Fortalecimiento de la Inspección del Trabajo en Colombia, “se crearon aulas virtuales para garantizar la formación online de todos los inspectores a nivel nacional, así como guías prácticas para la dosificación de sanciones y para el procedimiento sancionatorio laboral, que sirven para determinar las conductas laborales prohibidas, sus correspondientes sanciones y la graduación que debe ser empleada para su cuantificación”, señaló Ramírez. 

 

En este sentido, el Ministerio del Trabajo, por su parte, expidió el pasado 9 de mayo la Resolución 2021 de 2018, por medio de la cual se trazaron los lineamientos para la intermediación laboral y se prohíbe la contratación, para el desarrollo de actividades misionales permanentes con Cooperativas de Trabajo Asociado o bajo cualquier otra modalidad, que afecte los derechos constitucionales, legales y prestacionales de los trabajadores.

 

Próximos pasos

 

Actualmente, se está terminando la formulación de la Política Pública de Inspección, Vigilancia y Control, que el Ministerio de Trabajo ha venido adelantando con el apoyo de la Universidad Nacional, y su apuesta es que próximamente sea adoptada a través de un documento Conpes. También, “estamos gestionando un convenio, que ya hemos revisado con tres universidades, para lanzar una especialización en Fiscalización Laboral y Negociación Colectiva”, afirmó Morales.

Frente a la agenda internacional, el Ministerio de Trabajo está enfocado ahora en dar cabal cumplimiento a los compromisos post-acceso adquiridos tras el ingreso de Colombia a la Ocde, así como en sostener los indicadores del Plan de Acción Laboral con Estados Unidos y Canadá. Además, aumentará el número de visitas e investigaciones en cinco sectores priorizados (flores, minas, palma, azúcar y puertos) en los que acordó, junto con la OIT y U.S. DOL, fortalecer su inspección.

Al respecto, Randall Hicks, delegado de la Dirección de Asuntos Laborales del Departamento de Trabajo de EE.UU., señaló que Colombia está en un momento histórico que es el posacuerdo y, ahora, con el cambio de administración será crucial trabajar conjuntamente para superar las preocupaciones que persisten, como la baja afiliación sindical en Colombia (4 %) o los índices de informalidad laboral, temas muy importantes tanto para las compañías colombianas como norteamericanas, y sus trabajadores.

 

“Como Departamento de Trabajo de Estados Unidos estamos priorizando ese tipo de esfuerzos, pero sin compañeros en el camino no lo podemos lograr. De modo que, el sector privado desempeña aquí un papel fundamental pues, muchas veces las innovaciones, sugerencias y aportes que vienen desde las empresas es lo que motiva a los Estados a hacer reformas. Por eso, en el campo laboral necesitamos seguir trabajando estrechamente con el Gobierno colombiano y la cooperación internacional y, sobre todo, con el sector empresarial”, resaltó Hicks.

facebook icon