AmCham Colombia presentó a MinAgricultura propuesta de temas para fortalecer comercio agrícola binacional

Penetrar más con productos agrícolas en un mercado de gran tamaño como lo es el de Estados Unidos puede ser fundamental para implementar algunas políticas de desarrollo rural que se encuentran contempladas por el gobierno para una implementación correcta del posacuerdo.

 

Bogotá, 16 de agosto de 2018 (AmCham Colombia).- Durante un conversatorio con empresarios, la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana,  AmCham Colombia, le presentó al nuevo ministro de Agricultura, Andrés Valencia, los puntos claves para el desarrollo de la agenda con Estados Unidos en esa cartera, que fueron identificados en un trabajo conjunto de 40 empresarios del sector que hacen parte del Comité de Agroindustria de AmCham Colombia.

 

Uno de los principales temas tratados en la charla fue el de estándares fitosanitarios que cobra importancia si se revisan las cifras: el país cuenta en el marco del TLC con Estados Unidos con acceso preferencial para más de 97 productos agrícolas en fresco y con 7 en proceso de homologación , al día de hoy, menos de 10 productos de la lista, cuentan con protocolos de admisibilidad fitosanitaria para el acceso real y efectivo al mercado del país norteamericano, por lo que el agro no está aprovechando como debería la oportunidad que representa este acuerdo, mayormente por desconocimiento.

 

Según Lacouture, el gobierno de los Estados Unidos cuenta con programas de cooperación y mejoramiento de protocolos sanitarios para apoyar a los países con los que tiene acuerdo comercial. Por esa razón, la directiva cree que habría que buscar esa alianza entre entidades sanitarias de Colombia y los Estados Unidos en temas como: intercambio y transferencia de tecnología para la productividad y competitividad, la educación, la formación y el desarrollo, la armonización regulatoria y la creación de una agenda productiva binacional.

 

“ Hay que fortalecer los programas de adopción y cumplimiento de buenas prácticas agrícolas, de manufactura y producción orgánica en línea con las disposiciones internacionales como la Ley FSMA, sobre la cual hemos ayudado a formar a 200 empresarios y estamos a disposición del Ministerio para seguir colaborando”, complementó la directora de AmCham Colombia.

 

Sobre ese punto estuvo de acuerdo el ministro de Agricultura quién aseguró que una de las prioridades del nuevo gobierno será lo que el presidente Iván Duque ha llamado la diplomacia fitosanitaria que consiste en cumplir con los requisitos mundiales para mejorar la calidad de los productos y encontrar clientes externos para ellos, tarea para la cual aliarse con EE.UU. es fundamental.

 

“Hace unos años en conjunto con la Embajada de Estados Unidos en Colombia y algunos otros organismos gubernamentales de ese país, el ICA implementó un centro de excelencia fitosanitaria con el cuál se obtuvo admisibilidad para gran parte de los productos que les exportamos hoy. La idea es retomar esa estrategia para que sean los estadounidenses directamente los que asesoren al empresariado colombiano y así crezcan más las exportaciones del sector no solo hacia EE.UU. sino a otros países ”, puntualizó Valencia.

 

Sin embargo, otro punto tan crucial para el desarrollo del sector agroindustrial, como la formación e implementación de estándares competentes en materia fitosanitaria, es el de la infraestructura para que el campo colombiano produzca y exporte cada vez más aprovechando el marco del pos-acuerdo.

 

El Comité de Agroindustria de AmCham Colombia también identificó los aspectos críticos en ese ámbito como el fortalecimiento de los mecanismos de alianzas público-privadas para el desarrollo de infraestructura, a través de incentivos, como las ZIDRES (Zonas de Interés para el Desarrollo Rural, Económico y Social), las ZOMAC (Zonas Más Afectadas por el Conflicto) y Obras por Impuestos que permitan dinamizar la agroindustria: “Es vital la ejecución de obras prioritarias en infraestructura vial y productiva como las vías terciarias, los sistemas de riego, entre otros, para que el campo tenga cómo producir y además cómo transportar desde las zonas alejadas a las cuáles queremos llevar desarrollo, hasta las aduanas de salida”, aseguró Lacouture

 

Estas acciones, según los empresarios de AmCham Colombia, deberían apoyar los procesos de sustitución de cultivos ilícitos por productos agrícolas que lleven estabilidad y seguridad a los campesinos, a la vez que ayudan a solucionar uno de los irritables más importantes en la agenda con EE.UU., país que, a través de su embajador Kevin Whitaker, se mostró comprometido a colaborar en esa labor.

 

“Estamos dispuestos a prestar toda la ayuda necesaria y a seguir trabajando con AmCham Colombia y los empresarios, para llevar desarrollo a zonas del posacuerdo, haciendo que los campesinos tomen conciencia de que hay productos más rentables y beneficiosos que la coca, como por ejemplo el cacao que compraríamos encantados para producir nuestras famosas chocolatinas”, aseguró el diplomático.

 

María Claudia Lacouture continuó añadiendo que aún sin tener las mejores condiciones para su proceso exportador, el agro ya participa de buena parte del comercio exterior colombiano: “En el primer semestre de este año las exportaciones de este sector ascendieron US$1.400 millones, que representan el 61% de las exportaciones no minero energéticas y un 28% de las ventas externas totales de Colombia en ese período, por lo que es un sector importante y con mucho potencial por explotar”, dijo.

 

Además la directiva culminó contando que AmCham Colombia, fiel a su compromiso de facilitar el comercio y la inversión entre los dos países, precisamente está llevando a cabo esta semana una misión a California con empresarios agropecuarios de Colombia para que conozcan de primera mano todos los requisitos de producción, distribución, importación y exportación en ese estado, que representa el 12.5% del PIB total del sector en EE.UU., con el fin de que se faciliten sus procesos de admisión y venta hacia ese mercado.

 

“Seguiremos abriendo espacios como ese y como en el que hoy conversamos para colaborar con la formulación de políticas que beneficien al sector y en la capacitación de empresarios productores y exportadores, teniendo como meta que cada vez más empresas y más productos, lleguen a Estados Unidos”, concluyó la directora de AmCham Colombia

 

 Temas fitosanitarios, prioridad: MinAgricultura.

 

A su turno, el Ministro Valencia aseguró que una de las prioridades del gobierno será lo que el presidente Iván Duque ha llamado la diplomacia fitosanitaria que consiste en cumplir con los requisitos mundiales para mejorar la calidad de los productos y encontrar clientes externos para ellos.

 

En el marco de esa política, la carne bovina será un tema para darle prelación, ya que tiene un gran potencial de exportar a EE.UU. solo necesita el visto bueno fitosanitario para concretarlo. “Hay una oportunidad latente para la carne de bovino con la cual nos gustaría entrar a EE.UU. ya que fue una de las promesas que se hizo con el TLC a los ganaderos. Ese será uno de los primeros temas que trabajaremos, pues aún hay que demostrar que, a pesar del reciente brote de aftosa, ya cumplimos con todos los requisitos para exportarle al país norteamericano”, dijo el Ministro.

 

Valencia destacó que es necesario trabajar en conjunto con empresarios colombianos y organismos estadounidenses para desarrollar una agenda conjunta que le permita al gobierno seguir obteniendo admisibilidad para más productos agropecuarios en EE.UU. que es el mayor socio comercial de Colombia y que ya le ha abierto la puerta a cerca de 100 productos del agro colombiano.

 

“Hace unos años en conjunto con la Embajada de Estados Unidos en Colombia y algunos otros organismos gubernamentales de ese país, Colombia implementó un centro de excelencia fitosanitaria con el cuál se obtuvo admisibilidad para gran parte de los productos que les exportamos hoy. La idea es retomar esa estrategia para que sean los estadounidenses directamente los que asesoren al empresariado colombiano y así crezcan más las exportaciones del sector no solo hacia EE.UU. sino a otros países ”, puntualizó Valencia.

 

El ministro de Agricultura destacó la importancia de este sector para el comercio internacional colombiano anotando que, si bien Colombia importa alrededor de 12 millones de toneladas anuales de productos relacionados con el agro y exporta solo cerca de 6 millones en el ámbito OMC, si nos remitimos al valor en dólares la balanza comercial con el mundo favorece al país en US$ 1.000 millones: “Hay que mejorar la infraestructura con cultivos y plantas de procesamiento de productos agropecuarios con aprobación sanitaria y mejores vías de acceso a lugares rurales, mediante el aprovechamiento de políticas como las Zidres (Zonas de Interés para el Desarrollo Rural, Económico y Social) y Obras por Impuestos, para inclinar aún más esa balanza a nuestro favor”, explicó.

facebook icon