Los materiales de construcción ecológicos despiertan el apetito estadounidense

El índice de edificación comercial de la U.S. Chamber muestra oportunidades de negocio para los empresarios colombianos.

 

Así lo reveló la Cámara de Comercio de Estados Unidos al presentar el Índice de Construcción Comercial para el segundo semestre de 2018, un estudio para el cual encuestaron a 205 contratistas de ese país que realizan proyectos en el ámbito comercial e institucional a lo largo y ancho de EE. UU.

La investigación arrojó que cuatro de cada cinco contratistas (80%)  dicen que sus clientes solicitan materiales energéticamente eficientes y una cuarta parte de los contratistas en el oeste (26%), medio oeste (24%) y nordeste (21%) se encuentran con esas solicitudes con mucha frecuencia.

De la misma forma, más de la mitad de los constructores (52%) informan que sus compradores están dispuestos a pagar más por los materiales ecológicos y, por parte de los contratistas, el 43% afirmó que generalmente pagan más por materiales “verdes” de construcción. Sin embargo, precisamente el alto costo fue señalado por el 62% de los que respondieron la encuesta como el principal causante de que los contratistas aún no recurran a materiales ecológicos o energéticamente eficientes con mayor frecuencia.

Estas contundentes cifras son una buena señal para la industria de los materiales de construcción en Colombia que exportó el año pasado US$ 137.8 millones hacia Estados Unidos, jugando un papel importante en estados como la Florida, por el cuál entro el 57,8% de las exportaciones colombianas de estos materiales hacia Estados Unidos, según las cifras del Dane y la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Los productos para construcción que más se vendieron a Estados Unidos fueron las puertas, marcos, umbrales y bastidores de aluminio, y las ventanas que juntos sumaron un poco más de USD 115 millones de dólares. Otros productos que hicieron parte de la canasta exportadora de los materiales de construcción fueron chapas, barras, perfiles, tubos y similares de aluminio. Estos productos pueden empezar a producirse dentro de los estándares  Leadership in Energy and Environmental Design (LEED), de hecho muchos de ellos ya lo hacen y por eso tienen una oportunidad inmejorable retratada en este informe.

“Esta industria debe ver este informe como una oportunidad de negocio y de seguir explotando el mercado estadounidense hacia el cual ya de por sí han aumentado sus exportaciones en un 20,2% durante el TLC, dado que podrían vender aún más si impulsan su canasta de productos ecológicos”, aseguró Maria Claudia Lacouture, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia.

De acuerdo con un análisis de ProColombia, los empresarios que ofrezcan materiales de construcción a compradores estadounidenses deben tener en cuenta los códigos según la zona del país en donde vendan el producto. “En el sur del país se necesitan materiales resistentes a huracanes, mientras que en el norte se requieren productos capaces de soportar cambios extremos de temperatura y humedad”, señala la entidad. Así mismo, los compradores tienen en cuenta que el proveedor cuente con certificados de comercio justo.

Por otra parte, el Índice mostró que los contratistas estuvieron de acuerdo a la hora de señalar que el principal sector para el cual la construcción verde era necesaria y que podría marcar la pauta, eran el de los edificios gubernamentales / públicos. El 60% de los contratistas generales y el 41% de los comerciales afirmaron que la experiencia verde es necesaria para este tipo de construcciones. Además, el 51% de los contratistas generales y el 33% de los comerciales añadió que los edificios de educación superior también deberían ser construidos bajo los principios medioambientales.

Los contratistas también ven una ventaja competitiva en lo ecológico.

El estudio del organismo estadounidense refuerza lo anterior mostrando que el 51% de los contratistas generales encuestados dijo que percibe una ventaja competitiva frente a sus rivales, cuando están en capacidad de construir ecológicamente. Por su parte, los contratistas comerciales sintieron en menor medida que recibieron una ventaja a partir de esa capacidad (38%), pero el porcentaje que asegura que obtienen esa ventaja creció considerablemente desde el segundo trimestre de 2017 de 30% al 38%.

La U.S. Chamber asegura que esa percepción puede estar ligada a que un tercio (33%) de los contratistas generales informaron que hay un alto grado de dificultad para encontrar mano de obra calificada en proyectos verdes, notablemente más que en el segundo trimestre de 2017 cuando la cifra fue del 24%. Por lo tanto, concluye que tener trabajadores calificados con experiencia verde y tener la capacidad de construir con materiales ecológicamente eficientes le podría dar a los contratistas una ventaja sobre sus competidores.

 

 

Publicado en Portafolio, disponible aquí

facebook icon