Apple, Facebook, Google y Amazon disparan un 18% su gasto en hacer ‘lobby’

Las cuatro tecnológicas destinaron en 2017 casi US$50 millones a expandir su influencia política en EEUU. Google, con US$18 millones, fue la que más recursos destinó a esta tarea.

La voz de los gigantes de Silicon Valley resuena más fuerte que nunca en Washington. A medida que han expandido su negocio, los grandes grupos tecnológicos de Estados Unidos han incrementado los recursos que destinan a hacer lobby. Una práctica tan denostada en Europa como aceptada en EEUU, y a la que cada año las grandes corporaciones destinan decenas de millones de dólares.

Es el caso de Apple, Alphabet (la matriz de Google), Amazon y Facebook, cuatro de las cinco mayores empresas del mundo por capitalización, que el ejercicio pasado aumentaron un 18% el presupuesto que destinan a influir en el poder ejecutivo y legislativo.

En total, según datos del Center for Responsive Politics, un organismo sin ánimo de lucro de EEUU, las cuatro tecnológicas invirtieron más de US$50 millones.. Cinco veces más de lo que las GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple) gastaron en 2010, cuando Amazon estaba sentando aún las bases del imperio online que posee actualmente y apenas dos años después de que Facebook lanzara su red social por todo el mundo.

Con US$18 millones en 2017, Alphabet fue la empresa que más dinero destinó a ejercer presión en los círculos de poder de Washington. Se trata de la primera vez que una tecnológica se sitúa a la cabeza de este ranking, dominado tradicionalmente por conglomerados de telecomunicaciones como AT&T o empresas involucradas en defensa como Boeing. La reforma fiscal, la política migratoria de Trump y la neutralidad de la Red fueron algunos de los temas sobre los que la matriz de Google ejerció presión.

Tras el buscador, unos puestos más abajo, aparece Amazon. El gigante del comercio electrónico invirtió US$13 millones en hacer lobby, un 15% más que el ejercicio anterior. En los últimos cinco años, la multinacional ha multiplicado por 400% su gasto destinado a hacer lobby, más que ningún otro grupo tecnológico.

En lo que respecta a Facebook, la red social destinó US$11,5 millones, un 33% más, en un año especialmente complicado para la empresa de Mark Zuckerberg por sus implicaciones en la difusión de noticias falsas provenientes de Rusia.

Apple, por su parte, no figura entre las empresas que más recursos destinan a la influencia política. Los de Cupertino, la mayor empresa del mundo por capitalización bursátil, gastaron apenas US$7 millones, aunque destaca como la compañía ha disparado un 53% su gasto en sólo un año. El cambio climático o la futura regulación relacionada con el coche autónomo figuran entre los intereses de la empresa que dirige Tim Cook.

Otras tecnológicas que han disparado su presupuesto destinado a lobistas son Oracle, con un alza del 41%, y Qualcomm, uno de los mayores fabricantes mundiales de chips, que gastó un 51% más el ejercicio pasado, hasta US$8,2 millones. Esta cifra es mayor de la suma invertida por Intel y Samsung, sus dos grandes rivales en el negocio de los microprocesadores.

Con todo, no hay ninguna empresa entre las siete primeras posiciones del ranking. Y es que lo más habitual es que sean organizaciones sin ánimo de lucro, asociaciones empresariales o sindicatos los que más gasten.

Así, la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC, por sus siglas en inglés) fue el mayor lobista del país en 2017, con una inversión de US$82 millones. La USCC encabeza esta lista desde el año 1999, un periodo en el que la organización ha invertido más de US$1.300 millones en defender los intereses de las grandes corporaciones estadounidenses.

Leer más aquí

Fuente: La República

facebook icon