Zona Franca Bogotá, certificada mundialmente como Zona Franca Segura

Zona Franca Bogotá cuenta con cerca de 200 empresas usuarias que generan alrededor de 30.000 empleos directos y realizan 280.000 operaciones de comercio exterior al año

El programa Safe Zones, de la World Free Zones Organization (WFZO), reconoció a la Zona Franca de Bogotá como una de las tres certificadas en el mundo como Zona Franca Segura, modelo que se basa en el cumplimiento de estándares internacionales en la administración, integridad, transparencia y seguridad.

El reconocimiento fue entregado el pasado 28 de junio en el marco de la Annual International Conference and Exposition – AICE 2019, de la WFZO, llevada a cabo en Barcelona, España. Las otras dos zonas francas que recibieron esta distinción fueron la Zona Franca de Luxemburgo y la Zona Franca del Aeropuerto de Dubái.

Esta certificación está basada en el marco de estándares seguros de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), que sirve como una preparación para cualquiera de las zonas francas que están aspirando a ser certificadas como OEA.

Juan Pablo Rivera, presidente del Grupo ZFB, resaltó que este es un reconocimiento a 25 años de arduo trabajo que la Zona Franca de Bogotá y sus funcionarios han realizado por el comercio exterior colombiano. “ZFB cuenta con cerca de 200 empresas usuarias que generan alrededor de 30.000 empleos directos y realizan 280.000 operaciones de comercio exterior al año, por un valor cercano a los U$D9.000 millones de dólares, lo que la convierte en el segundo lugar de arribo de mercancías al país, después del puerto de Buenaventura”.



Las Zonas Francas Seguras están regidas bajo diversos principios, entre ellos que este es un modelo a seguir por la WFZO y sus miembros, existen unos criterios específicos para hacer parte del programa y las aplicaciones para este se hacen online, es un programa voluntario para sus miembros, y la acreditación como Zona Franca Segura está totalmente basada en una autoevaluación sistemática.

Al aplicar a este programa, la zona franca se adhiere al código de conducta de la WFZO, que sigue los lineamientos de la OECD en estos temas y que contiene unos puntos cruciales a seguir, orientados a:

  • Dar acceso a las autoridades a la información de las operaciones de la zona franca.
  • Notificar a las autoridades sobre las operaciones llevadas a cabo dentro de la zona franca.
  • Evitar el ingreso o la operación de empresas que no cumplan con el código de conducta.
  • Asegurar el mantenimiento de los inventarios digitales de las operaciones de todos sus usuarios al interior de la zona franca
  • Transmitir o dar acceso a la información de las operaciones de comercio exterior a las entidades de control.
  • Contar con un oficial de cumplimiento que sirva de punto de contacto para las autoridades de control.
  • Incentivar el pago electrónico de cualquier operación comercial.
  • Mantener una actitud de diálogo y mejoramiento con los nuevos adherentes, con el fin de ayudarles a resolver sus retos para el cumplimiento del programa.

De esta forma y, al dar cumplimiento a todos los procedimientos y requisitos exigidos por el programa de las Safe Zones de WFZO, a través de la Zona de Franca de Bogotá se incrementan las posibilidades de seguir consolidando a Colombia como el lugar perfecto para que empresas extranjeras la consideren un hub latinoamericano, logrando un escenario de mayor competitividad en la región.


Publicado en la última edición del Business Mail, disponible aquí

facebook icon