Inclusión financiera, clave para el desarrollo económico del país

Por: SAP Colombia.

 

El crecimiento económico de un país está directamente relacionado con el acceso de su población a los servicios financieros disponibles, sobre todo, cuando se trata de mercados poco desarrollados. De hecho, la bancarización permite a las personas adquirir productos que les facilita hacer inversiones, ahorros programados o solicitar créditos que apalanquen proyectos de emprendimiento, vivienda, estudios, entre otros.

 

De acuerdo con cifras del informe de la Banca de Oportunidades de 2017, en Colombia el 54% de la población es parte activa del sistema financiero, lo que representa un crecimiento de 10 puntos porcentuales en comparación con cifras de 2014.

 

En el país, este fenómeno ha significado no solo recursos de crecimiento para los grandes empresarios, sino el acceso a soluciones financieras formales como los fondos de pensiones, cuentas de ahorro y corriente, Certificados de Depósito a Término (CDT) e inversiones financieras y créditos, entre otros, para la población de bajos recursos económicos. Así, el estrato uno presentó el mayor crecimiento con 17 puntos porcentuales frente al estrato tres (7 p.p), estrato seis (7 p.p.), estrato cinco (4 p.p.) y estrato cuatro (2 p.p.), según cifras de la Banca de Oportunidades (2017).

 

Esto demuestra que la tendencia es positiva en relación con el indicador de inclusión financiera; sin embargo, persisten barreras como los costos de operación, el temor por la seguridad de la información y la falta de posibilidades en regiones apartadas que se convierten en los retos más importantes para la banca en el país.

 

Según el mismo estudio, el indicador de inclusión financiera se reduce en las zonas rurales, ya que la diferencia entre las ciudades y los municipios apartados es de 32,5 puntos porcentuales, lo que significa que uno de los grandes retos para el sector financiero es disminuir esa barrera y llegar a esas poblaciones colombianas.   

 

“Derribar las limitaciones de bancarización en los departamentos y municipios más alejados del país es uno de los desafíos más importantes en materia de evolución económica y, para esto, es indispensable apalancar esta transformación con tecnología que le permita al sector financiero ofrecer experiencias rápidas y sencillas, que vayan desde abrir cuentas, solicitar préstamos o hacer inversiones; en persona, en línea o través de dispositivos móviles”, asegura Juan Manuel Mogollón, gerente general de SAP Colombia.

 

Pensando en eliminar estos obstáculos e impulsar las tendencias positivas de la banca, SAP, compañía líder en el mercado de software empresarial, apoya la transformación digital en este sector para fortalecer la inclusión financiera con soluciones tecnológicas como S/4HANA Finance, que permite a las empresas planificar sus estrategias de acción de acuerdo con cada mercado, hacer análisis financieros de cada entorno o cliente potencial y actual, realizar operaciones de finanzas colaborativas que posibiliten a los usuarios evitar costos de intermediación, y gestionar los posibles riesgos empresariales, entre otros.

 

Las entidades financieras tienen un papel determinante en el desarrollo de un país y se hace indispensable involucrar la tecnología, la innovación, y las soluciones digitales y financieras para cumplir con ese objetivo.

 

Las opiniones expresadas en este artículo no representan necesariamente la posición de AmCham Colombia.

 

facebook icon