Obras por Impuestos, mecanismo para acercar empresa con comunidad

El programa ofrece la posibilidad que las empresas con ingresos brutos iguales o superiores a 33.610 UVT ($1.114 millones), durante el periodo a cancelar, puedan acogerse a este mecanismo de  pago.


La reforma tributaria de 2016 creó el mecanismo Obras por Impuestos  para  permitir a las empresas el pago de impuestos de renta a través de la ejecución de proyectos sociales   de  mejoramiento, construcción o dotación de infraestructura de educación pública, salud, energía, infraestructura vial, agua pota- ble y alcantarillado, en los 344 municipios constituidos como Zomac (Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado). 

 

El programa ofrece la posibilidad que las empresas con ingresos brutos iguales o superiores a 33.610 UVT ($1.114 millones), durante el periodo a cancelar, puedan acogerse a este mecanismo de  pago. Si el 50% de los impuestos de una empresa no es suficiente para cubrir los costos del proyecto, existe la posibilidad de asociarse con otras empresas, cuyos ingresos alcancen el monto mínimo para desarrollar la obra.

 

Bajo esta figura, compañías como Ecopetrol, Parex Resources, Dow Química, Mineros, Celsia-Epsa y EPM, entre otras, se han vinculado a esta iniciativa que ya cuenta con la participación de 32 empresas. De acuerdo con la  Agencia  de Renovación del Territorio (ART), en 2018 se presentaron 23  proyectos  por un valor de $220.616 millones de pesos en 28 municipios. Mientras unos proyectos ya están andando; otros, están en proceso de re- visión y contratación.

 

De hecho, en el caso de los 23 proyectos que fueron aproba- dos para el primer año, van a beneficiar  aproximadamente  a 700.000 personas de 12 departamentos, entre los que están Antioquia, Nariño, Putumayo, Cesar, Meta, La Guajira, Tolima, Sucre, Cauca, entre otros. Obras por Impuestos permitirá tener avances significativos en materia de infraestructura, competitividad y calidad de vida de los habitantes donde se  realicen las obras.  Además, la participación del sector privado garantiza que los recursos sean utilizados debidamente y que disminuya el riesgo de burocracia y corrupción. Por otra parte, para las empresas este mecanismo les ayudará a mejorar su relación con las comunidades y a fortalecer su imagen.

 

Para ampliar el impacto de esta iniciativa, AmCham Colombia con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), realizó talleres regionales en los que participaron cerca de 200 empresarios de Barran- quilla, Cali, Medellín y Bogotá, interesados en conocer la forma de participar y aportar a sus comunidades.

 

La buena recepción por parte de las empresas y los resultados del primer año hicieron que el Gobierno introdujera cambios en la norma que permita mejoras reglamentarias que se aplicarían a partir de 2019, tanto por decreto como por ley. Los cambios incluyen reglas claras sobre restricciones para acceder a este beneficio, nuevos criterios de priorización del cupo que da el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) cada año, una hoja de ruta para contratar el desarrollo y seguimiento del proyecto, y abre la puerta para ajustar los cronogramas antes del inicio de las obras

 

Publicado en nuestra revista Business Mail, disponible aquí 

 

facebook icon