Hacer sostenible en el tiempo el turismo de reuniones

Si bien el principal motivo de viaje para los empresarios son los negocios, cada vez más estos viajeros ponen su atención en actividades complementarias que puedan realizar en los destinos

 

Por: María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia 

 

La reciente Vitrina Turística de Anato, que reunió a cerca de 40 mil profesionales del sector de alrededor de 40 países, fue el reflejo de la labor que esta industria ha venido haciendo en los últimos años, de manera disciplinada y sin pausa, para poner a Colombia en el radar internacional y  que los frutos y divisas del turismo impacten de manera creciente a la economía del país. Allí quedó en evidencia el crecimiento de la oferta y también la demanda en el sector.

 

El Acuerdo de Paz hizo que los ojos del mundo pusieran los ojos en Colombia. Las mejores condiciones de seguridad, junto con el mejoramiento paulatino de la oferta turística, han representado la apertura para la llegada de más viajeros en busca de nuevas experiencias. Esto es casi un secreto a voces entre los líderes del turismo.

 

Dentro de los nichos turísticos, el de reuniones, congresos e incentivos ha venido ganando participación y en algunas ciudades, como Bogotá, es el principal motivo de arribo de viajeros internacionales. El aumento en la inversión extranjera, los acuerdos comerciales vigentes y el buen manejo de la economía, que se ha mantenido sólida a pesar de la incertidumbre que generan los precios de las materias primas o las tensiones comerciales, han estimulado la realización de negocios y, con ello, la llegada de empresarios que, con una buena experiencia, se convierten en embajadores del país.

 

Si bien el principal motivo de viaje para los empresarios son los negocios, cada vez más estos viajeros ponen su atención en actividades complementarias que puedan realizar en los destinos. Cultura, gastronomía, bienestar, vida nocturna y compras forman parte de estas opciones que ayudan a que el turista de reuniones, como se le conoce, gaste alrededor de US$481 diarios en los 3,5 días que, en pro- medio, permanece en el país.

 

Nuestro mensaje desde AmCham Colombia es a seguir fortaleciendo tanto las condiciones para hacer negocios, como la oferta que se le brinda a los viajeros para que su estadía sea mejor cada vez, y que uno de ellos sea el que impulse a otro a venir o a disfrutar de las demás opciones que tienen nuestros destinos. Mejorar más la calidad del servicio, fortalecer el bilingüismo, la infraestructura y la institucionalidad son algunos de los elementos claves para que la industria sin chimeneas siga creciendo y el boom se haga sostenible en el tiempo.

 

Publicado en la última edición del Business Mail, disponible aquí

facebook icon