La Casa Blanca y el Congreso de Estados Unidos se comprometen con el Tratado USMCA

Tanto los miembros demócratas como los republicanos del Congreso han instado a que se eliminen los aranceles, y que no sean remplazados con cuotas, explicando que estas barreras están bloqueando los esfuerzos para sacar adelante el USMCA.

  • Con información de US Chamber of Commerce

 

El presidente Trump se reunió el 26 de marzo con aproximadamente 24 representantes a la cámara del Partido Republicano para establecer estrategias que aseguren la aprobación del Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA).

Luego de la reunión, en la que estuvo presente el líder republicano de la Cámara de Representantes, Steve Scalise, y que se centró en el cronograma para la consideración del acuerdo, el Presidente Trump declaró la aprobación del mismo como su principal prioridad legislativa de 2019.

Según algunos informes periodísticos, durante la reunión el grupo se centró en tres elementos "claves" que preceden al trámite legislativo sobre el acuerdo:

  1. México debe aprobar las reformas laborales requeridas en el texto del USMCA.
  2. Las negociaciones comerciales entre EE. UU. y China deben concluir.
  3. La administración debe redactar un borrador de legislación que aborde las inquietudes de los representantes demócratas.

El siguiente paso será la publicación del análisis de la Comisión de Comercio Internacional de los EE. UU. sobre el impacto económico del acuerdo, previsto para el 19 de abril, luego de lo cual la administración podrá enviar el acuerdo al Congreso.

Los funcionarios de la administración, que tienen proyectado adelantar acciones legislativas antes del receso de agosto, han indicado que tienen la intención de trabajar con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para encontrar un camino a seguir, y esperan enviar el proyecto de ley al Congreso una vez ella esté de acuerdo.

En noticias relacionadas, el presidente del comité de Finanzas del Senado, Chuck Grassley, dijo el 27 de marzo a un grupo de reporteros que el presidente Trump no está preparado para eliminar los aranceles a las importaciones de acero y aluminio a Canadá y México.

Grassley describió una reunión reciente en la Casa Blanca en la que un grupo de senadores republicanos instaron a Trump a que levantara los aranceles antes de que el Congreso inicie el debate sobre la USMCA.

"El mensaje de toda la delegación del Senado presente en la reunión fue que tenemos que eliminar los aranceles o no lograremos avanzar”, dijo Grassley a periodistas en una sesión informativa.

Grassley contó que le preguntó directamente al presidente Trump: "¿No crees que las tarifas deberían eliminarse?” Y la respuesta que recibió fue "No".

La insistencia de Grassley en el tema no fue bien recibida por el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, quien rechazó vincular el tema de las tarifas y el USMCA.

 

Cuando los senadores preguntaron por qué el gobierno no eliminaría las tarifas, "Peter Navarro interrumpió y dijo: 'No se pueden vincular las tarifas con el acuerdo' ... Y yo dije: '¿Qué quieres decir con que no puedes vincularlos? Ya lo estaban cuando comenzaste todo este proceso", dijo el republicano de Iowa.

Tanto los miembros demócratas como los republicanos del Congreso han instado a que se eliminen los aranceles, y que no sean remplazados con cuotas, explicando que estas barreras están bloqueando los esfuerzos para sacar adelante el USMCA.

La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, también le dijo al Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, a principios de esta semana, que las tarifas podrían complicar la ratificación del USMCA en Canadá.

La Coalición USMCA, para la cual la Cámara de Comercio de los EE. UU. actúa como Secretaría, continúa su extenso recorrido en Capitol Hill y en medios de comunicación con el objetivo de que el acuerdo sea aprobado. Más de 360 ​​empresas y asociaciones se han unido a la Coalición. La Cámara se ha reunido con más de 200 miembros del Congreso para defender el acuerdo.

  • Para obtener más información, comuníquese con el Vicepresidente Senior de Política Internacional John Murphy de la Cámara de Comercio de Estados Unidos ([email protected]). Para obtener más información sobre la coalición o para solicitar información sobre cómo unirse, comuníquese con el Gerente para las Américas, Nate Giordano ([email protected]).

 

 

Conversaciones "constructivas" en medio de señales de nuevas propuestas chinas

Las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China celebradas durante los últimos dos días fueron "constructivas", según un tweet del 29 de marzo del Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien acompañó al Representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, y a una delegación más amplia en Beijing.

En una señal de aparente progreso dos días antes, varios funcionarios de alto rango de Estados Unidos dijeron a Reuters que los negociadores chinos han hecho propuestas sobre varios temas, incluido el problema de la transferencia forzada de tecnología, que iban más allá del alcance de ofertas anteriores.

Una propuesta podría aliviar ciertas restricciones de computación en la nube para empresas extranjeras en China. El Wall Street Journal informa que China está considerando un "piloto de liberalización" en una zona de libre comercio para abrir la computación en la nube a empresas extranjeras. Aunque los detalles públicos de la propuesta son escasos, el medio informó que las empresas extranjeras podrían ser propietarias de centros de datos en la zona de libre comercio, posiblemente en Guiyang.

A pesar de algunos informes alentadores, el Director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, dijo en la conferencia anual del Banco de Exportaciones e Importaciones de los Estados Unidos que las negociaciones "no dependen del tiempo”.

“Terminarán cuando tengan que terminar, y será un momento histórico ... Si [un posible acuerdo] toma algunas semanas más, o algunos meses más, que así sea ".

El “Centro sobre Temas de China” de la Cámara de Comercio de los EE. UU. publica actualizaciones periódicas sobre los desarrollos comerciales de Estados Unidos y China para sus miembros. Para más información, póngase en contacto con el presidente del Centro sobre Temas de China, Jeremie Waterman ([email protected]). 

 

 

 

La administración Trump se niega a dejar de lado las amenazas sobre tarifas a automóviles y autopartes 

El 28 de marzo, el director del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, insinuó que el presidente Trump podría demorar más de 90 días en anunciar la decisión de aumentar los aranceles a las importaciones de automóviles y autopartes. "El Presidente está ejerciendo su derecho legal de tomar los 90 días, y, por cierto, podría tomar más bajo la sección 232", dijo Kudlow, aunque no se ofrecieron más explicaciones sobre cómo la Administración podría extender el plazo legal de 90 días.

El Departamento de Comercio entregó el informe sobre automóviles y autopartes a la Casa Blanca el 17 de febrero, dando inicio al plazo de 90 días para que la administración decida qué acción tomar. El informe aún no se ha filtrado, pero se ha informado que incluye la opción mencionada en numerosas ocasiones por la Casa Blanca de un arancel del 25% sobre las importaciones de automóviles y autopartes.

El 19 de marzo, un grupo bipartidista de senadores envió una carta al Secretario de Comercio, Wilbur Ross, solicitando la publicación del informe. La carta incluía una serie de preguntas basadas en las sesiones informativas de los senadores con el Departamento de Comercio. Se preguntó si la agencia se reunía con representantes de la industria que favorecían la imposición de tarifas, y si el Departamento de Defensa estaba de acuerdo con las conclusiones del informe. La respuesta a ambas consultas se entiende como negativa.

El presidente del Comité de Finanzas del Senado, Chuck Grassley, ha enviado varias solicitudes al Departamento de Comercio para tener acceso al informe, pero la agencia no ha respondido a las solicitudes.

Grassley también anunció esta semana que está a punto de finalizar la redacción del proyecto de ley para restringir la capacidad del presidente de imponer aranceles por motivos de seguridad nacional. Su esperanza es que su proyecto de ley obtenga el apoyo de los senadores Rob Portman y Pat Toomey, cada uno de los cuales ha propuesto una legislación que aborda los mismos problemas.

La Cámara de Comercio de los EE.UU. se ha opuesto enérgicamente a las tarifas a automóviles y autopartes. El presidente y CEO de la Cámara, Thomas J. Donohue, declaró:

“La Cámara de Comercio de los EE.UU. se opone firmemente a la amenaza de la administración de imponer aranceles a las importaciones de automóviles en nombre de la seguridad nacional. Si se lleva a cabo esta propuesta, supondría un gran golpe para la misma industria que pretende proteger y amenazaría con iniciar una guerra comercial mundial".

Para obtener más información, comuníquese con el Vicepresidente Senior de Política Internacional de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, John Murphy ([email protected]).

 

Nuevo informe muestra la fortaleza de la economía transatlántica

 

El 20 de marzo, la Cámara de Comercio de los EE. UU. publicó “The Transatlantic Economy 2019”, un estudio que describe los beneficios estado por estado y país por país del comercio e inversión transatlánticos. El informe concluye que la relación comercial entre los Estados Unidos y Europa es inigualable. El comercio y la inversión a través del Atlántico generan más de US$5,5 billones en ventas cada año. Solo en términos de comercio, más de US$3.750 millones en bienes y servicios fluyen entre los EE. UU. y Europa todos los días.

El estudio también analizó el impacto que el Brexit y la amenaza de los nuevos aranceles sobre los autos importados, y las consecuentes contramedidas europeas, podrían tener en la relación entre los EE. UU. y Europa.

Tras la publicación del informe, la vicepresidenta de Asuntos Europeos de la Cámara de Comercio de los EE. UU., Marjorie Chorlins, declaró:

"La fortaleza de la relación económica de Estados Unidos con Europa es inigualable. El comercio y la inversión transatlánticos respaldan 16 millones de empleos en ambos lados del Atlántico. En un momento de considerable incertidumbre global y desafíos económicos globales compartidos, los EE.UU. y Europa deben elegir continuar trabajando en estrecha colaboración, o arriesgarse a consecuencias significativas si se intensifican las tensiones comerciales ".

Los hallazgos del estudio se presentarán en la próxima cumbre “Transatlantic Business Works Summit” de la Cámara de Comercio de los EE. UU. el 8 de abril en Washington, D.C.

Para obtener más información, comuníquese con la Vicepresidenta de Asuntos Europeos de la Cámara de Comercio de Estados Unidos

 

facebook icon