El turismo de reuniones está dinamizando la economía

De realizar 34 eventos internacionales en 2007, Colombia pasó a ser anfitriona de 142 eventos en 2017, mostrando un aumento del 317% en apenas 10 años. Con esa última cifra, Colombia fue el tercer país latinoamericano que hospedó más eventos

 

El turismo de reuniones, congresos y convenciones o de negocios, como también se le conoce, es un segmento de la industria turística que le deja ganancias al país en el momento del evento y durante la estadía de sus asistentes, a la vez que, abre las puertas a negocios potenciales a futuro, lo que lo convierte en un foco importante para el desarrollo de la economía.

 

Según información de ProColombia, el turista de reuniones gasta US$481 diarios en Colombia y permanece un promedio de 3,52 días en el país. En cifras macroeconómicas, de acuerdo con datos del International Congress and Convention Association (ICCA) y Migración Colombia, se estima que el turismo de reuniones tuvo un impacto en Colombia superior a los US$853 millones en 2017.

 

Además de esto, es un sector en constante crecimiento. De realizar 34 eventos internacionales en 2007, Colombia pasó a ser anfitriona de 142 eventos en 2017, mostrando un aumento del 317% en apenas 10 años. Con esa última cifra, Colombia fue el tercer país latinoamericano que hospedó más eventos; y con 52.868 personas, Bogotá fue la ciudad de Suramérica con más asistentes ese mismo año.

 

Un destino de negocios para EE. UU.

 

Los estadounidenses son los que más viajan a Colombia por negocios. Con 80.218 visitantes, entre enero y noviembre de 2018, representaron 16,5% del total de viajeros de negocios que visitaron el país y que ronda los 486 mil; seguidos por los de México (12%), Brasil (8%) y Perú (6%). La cifra de viajeros de Estados Unidos mostró un aumento del 3,6%, con respecto al mismo período de 2017, de acuerdo con análisis de ProColombia.

 

Los datos de la misma entidad, también muestran que, con un 16%, los negocios y eventos son el segundo motivo de viaje más común entre los turistas estadounidenses que llegan a Colombia; sólo superado por vacaciones, recreo y ocio que fue el motivo del 78% de los estadounidenses que llegaron al país.

 

Las ciudades colombianas preferidas por los viajeros estadounidenses, de eventos y negocios son Bogotá, Medellín, Cartagena, Cali y Barranquilla, a las que llegan el 96% de ellos. Sin embargo, Bucaramanga, Pereira, Manizales y Santa Marta se están mostrando como destinos alternativos para este tipo de turismo.

 

¿Para dónde va este segmento?

 

Es evidente que la industria turística se ha transformado y cada vez está más especializada, lo que conlleva a que se realicen más eventos, aunque de menor tamaño, al tiempo que se usan más salones dentro de los hoteles para no perder tiempo en recorridos y tener a los asistentes concentrados en un solo lugar.

 

No obstante, la diversificación en conceptos y formatos ha obligado a que, además de espacios con fácil acceso, tecnología y servicios adecuados, ahora sea casi un requisito ofrecer experiencias auténticas y diferentes; aquí es donde entra el “bleisure”, una combinación entre business o negocios y leisure o turismo de recreo y ocio.

 

Las personas que viajan por trabajo, cada vez, buscan más quedarse otros días en su destino después del trabajo, para poder explorarlo y, por eso mismo, les resultan más interesantes los destinos exóticos, espacios menos convencionales cargados de autenticidad, con cercanía a culturas autóctonas, y entornos agradables y distintos.

 

Según un estudio de Expedia Group, realizado en Estados Unidos, Reino Unido, India, Alemania y China, en promedio, el 60% de los viajeros de este rubro terminó por alargar sus viajes de negocios para convertirlos en bleisure. Cuando así lo hacen, su tiempo de estadía en el país se duplica y con él lo hacen, también, las ganancias para el país.

 

Por eso, el turismo de negocios es un dinamizador de la industria y la economía del país, y que, en tiempos de baja temporada, ayuda a incrementar la demanda de servicios de gama alta y aporta un gasto medio por visitante por encima del promedio.

 

Publicado en la última edición del Business Mail, disponible aquí

facebook icon