China sale de la lista de ‘manipuladores’ del dólar

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que el yuan se fortaleció y ya no puede considerarse que Pekín realice maniobras contra el dólar.


Martes, 14 de enero de 2020 (Portafolio)-. Las tensas relaciones entre Estados Unidos y China dieron un paso significativo hacia su moderación. El Gobierno de Donald Trump anunció el retiro de China de la lista de naciones manipuladoras de su moneda para obtener deslealmente ventajas comerciales, dijo el Departamento del Tesoro.

 “China ha llevado a cabo compromisos comprobables para evitar devaluaciones competitivas, a la vez que promoverá transparencia y responsabilidad”, dijo el organismo de ese país.

Esta noticia se conoce a dos días de que ambos países firmen en Washington su primer acuerdo comercial tras una guerra de aranceles que lleva casi dos años.

El departamento del Tesoro eliminará la designación de China como manipulador de moneda, dijo la cadena CNBC en base a fuentes del Gobierno.

El presidente Donald Trump acusó en agosto pasado a Pekín de manejar arbitrariamente el tipo de cambio “para robar a nuestras empresas y nuestras fábricas”.

En ese mes, las autoridades chinas dejaron caer el yuan por debajo de los 7 dólar por primera vez en una década, lo cual deterioró la competitividad estadounidense, sacudió a los mercados y enfureció a Donald Trump.

Aunque la calificación de “país manipulador de su moneda” es simbólica, el departamento del Tesoro se propuso trabajar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para “eliminar las injustas ventajas competitivas” creadas por China y a consultar a Pekín sobre el tema.

De su lado, la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos anunció durante el fin de semana que para implementar el acuerdo chino-estadounidense que se firmará el miércoles, ambas partes se reunirán semestralmente.

Mnuchin, secretario del Tesoro estadounidense, divulgó un nuevo informe macroeconómico, en el que se retira al gigante asiático de la categoría de “manipulador de divisas”.

Ahora, China pasa a una “lista de vigilancia”, en la que Washington clasifica a aquellos socios comerciales que merecen una “atención especial” sobre sus prácticas monetarias.

Aparte del gigante asiático, en ese listado aparecen otras nueve naciones: Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Corea del Sur, Malasia, Singapur, Suiza y Vietnam.

La decisión fue tomada a pocas horas de que el presidente estadounidense, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino, Liu He, jefe del equipo negociador de China, firmen un acuerdo para iniciar el proceso para resolver sus diferencias.

LA GUERRA COMERCIAL 

Tras casi 18 meses de guerra comercial y la consiguiente escalada de aranceles, Trump anunció a mediados de diciembre el cierre de la primera fase de un pacto con China.

El acuerdo implica, no obstante, que se mantienen aranceles estadounidenses del 25% a importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7,5 % a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120.000 millones de dólares.

Las negociaciones entre ambas partes han sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y críticas veladas, desde que en octubre se anunció un principio de acuerdo. Las tensiones comerciales entre las dos economías más importantes del mundo, que comenzaron el año pasado, han tenido profundas consecuencias.

A pesar de que este miércoles se firmará el acuerdo sobre la primera fase de las discrepancias comerciales, relacionadas con la guerra arancelaria, aún quedan por resolver temas complejos como tecnología y propiedad intelectual. Esto significa que, a pesar de la menor tensión, el problema no ha terminado.

Publicado en Portafolio, disponible aquí

facebook icon