México estaría sin blindaje si Estados Unidos pone aranceles a los autos

Bajo la sección 232 de la Ley de Expansión Comercial, EE.UU. puede imponer aranceles

El gobierno de Donald Trump podría proceder a la aplicación de la medida 232 con el arancel de 25% a las importaciones de vehículos y componentes provenientes de México, Canadá y de la Unión Europea a partir del próximo 19 de noviembre, fecha que se fijó desde mayo pasado, comentó Guido Vildozo, socio director de Vehículos Ligeros en América de la consultoría IHS Markit.

No obstante, el especialista proyectó que la medida sería implementada en cierta forma para “forzar” los acuerdos comerciales con los países europeos, Canadá y México. “Será por un período corto (su aplicación), como sucedió en junio pasado”, consideró.

En entrevista, Vildozo refirió que a ningún mandatario le conviene imponer barreras a su economía en medio de un periodo electoral, porque esas medidas sí podrían llevar a la recesión económica, en el caso de Estados Unidos, así que difícilmente se postergaría el arancel por lo riesgoso en la economía.

De aplicarse 25% de arancel, el precio promedio de un carro en Estados Unidos se elevaría en US$3.000, y para el caso de autos de las marcas importadas en US$5.800.


Agencias informativas refieren que el próximo martes o miércoles la administración de Washington podría volver a posponer la decisión de la regla 232 para aplicar aranceles a los vehículos y sus componentes.

El argumento de aplazar el arancel de 25% a las importaciones de autos y autopartes se debe a un supuesto acuerdo entre las automotrices europeas y el gobierno estadounidense para mudar algunas manufacturas a Norteamérica.


Para el analista automotriz, el hecho de poner en marcha un arancel de larga duración, implementado en noviembre, cuando hay elecciones el próximo año en octubre del 2020, “no lo visualizamos”. Aunque podría ayudar a aprobar el T-MEC de manera rápida, sostuvo.

El socio director de IHS Markit aclaró que la medida 232 no se puede aplicar si se implementa el T-MEC, “pero tenemos incertidumbre política y presiones de los demócratas en el Congreso de Estados Unidos”.

En agosto del 2018, México y Estados Unidos lograron un acuerdo a través de una carta paralela, que permite proteger un volumen de 2,4 millones de vehículos de origen mexicano del arancel de 25% para ser exportados a territorio estadounidense bajo el libre comercio.

Publicado en La República, disponible aquí

facebook icon