China presenta demanda a la OMC por aranceles estadounidenses

China le dijo a la Organización Mundial del Comercio que está "muy descontenta" y que "se opone de forma resuelta" a las medidas comerciales que entraron en vigor el domingo impuestas por Estados Unidos.


China anunció este lunes que ha interpuesto una demanda ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la entrada en vigor, el domingo en Estados Unidos, de nuevos aranceles a productos chinos, sobre un monto de importaciones anuales de miles de millones de dólares.

"Estos aranceles estadounidenses violan gravemente el consenso al que llegaron los jefes de Estado de nuestros dos países en Osaka" (Japón) a fines de junio durante la cumbre del G20, indicó el ministerio de Comercio chino en un comunicado en su sitio internet. "China está muy descontenta y se opone de forma resuelta a ello. De conformidad con las normas de la OMC, protegerá con firmeza sus derechos e intereses legítimos", agrega el texto.

China y Estados Unidos libran desde hace más de un año una batalla comercial que se ha traducido en la imposición recíproca de derechos de aduana punitivos a productos por valor de más de US$360.000 millones en intercambios comerciales anuales.

banderas China y USA

En la pasada cumbre del G20, los presidentes estadounidense Donald Trump y chino Xi Jinping acordaron reactivar sus negociaciones comerciales. Pero la tregua duró poco.

Inicialmente, el 1 de agosto, Trump anunció aranceles suplementarios del 10 % a bienes que representan US$300.000 millones en importaciones chinas, a partir del 1 de septiembre. El 23 de agosto, Pekín replicó con represalias aduaneras contra bienes norteamericanos por valor de US$75.000 millones. Estados Unidos respondió ese mismo día al anunciar un incremento del 10 % al 15 % de los aranceles a una parte sustancial de las importaciones chinas por valor de US$112.000 millones. La medida entró en vigor a las 00.01 local (04.01 GMT) del domingo 1 de septiembre, según la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos.

Estos aranceles afectan a bienes chinos como ropa, calzado y material escolar, pero también a alimentos como la leche condensada, quesos, verduras y fruta, o artilugios como máquinas de coser, tal y como se desgrana de la lista de 122 páginas publicada por las autoridades estadounidenses.

Pero no fue la única acción de Donald Trump, quien anunció además hace nueve días que a partir del 1 de octubre los US$250.000 millones de bienes y productos procedentes de China que estaban gravados con un 25 % pasarían a tener una tarifa de 30%.

Además, para el 15 de diciembre, está previsto que se aplique ese mismo incremento sobre el resto de esos US$300.000 millones de bienes chinos, que serían unos US$160.000 millones, y que impactará en productos como teléfonos móviles, ordenadores portátiles, consolas de videojuegos y ciertos juguetes.

Publicado en El Espectador, disponible aquí 

facebook icon