Trump confía en que China cederá ante aranceles de EE.UU.

El mandatario dijo que "podrían subir muy, muy sustancialmente, muy fácilmente".

 

Estados Unidos no está listo para llegar a un acuerdo comercial con China, dijo el presidente estadounidense, Donald Trump, durante una visita de estado a Japón. "Creo que probablemente habrían deseado cerrar el trato que tenían sobre la mesa antes de intentar renegociarlo", dijo Trump el lunes en una conferencia de prensa conjunta en Tokio junto al primer ministro japonés, Shinzo Abe.

 

"Les gustaría llegar a un acuerdo. No estamos listos para llegar a un acuerdo". Trump dijo que los aranceles estadounidenses sobre los productos chinos "podrían subir muy, muy sustancialmente, muy fácilmente".


Sus comentarios surgieron después de que las conversaciones comerciales entre ambos países se estancaran a principios de este mes. Desde entonces, cada lado ha culpado al otro, y Trump ha amenazado con miles de millones más en aranceles. 


Trump dijo que las empresas se estaban yendo de China hacia países sin aranceles, incluidos los vecinos de EE.UU. y Asia e, incluso, Japón. Sin embargo, también expresó su optimismo de que las mayores economías del mundo eventualmente llegarían a un acuerdo. 

"Creo que en algún momento en el futuro, China y EE.UU. tendrán absolutamente un gran acuerdo comercial y eso esperamos", dijo Trump.

"Porque no creo que China pueda seguir pagando estos, en realidad, cientos de miles de millones de dólares en aranceles. No creo que puedan hacer eso".

NUEVA RETORICA 

Durante cierto tiempo, EE.UU. "ha tenido varias voces en las conversaciones comerciales con China. Algunas veces se ha dicho que pronto se llegara a un acuerdo y otras que es difícil llegar a un acuerdo", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, en Pekin el lunes cuando se le consultó sobre los comentarios de Trump. 
"En el mismo periodo de tiempo, la posición de China siempre ha sido la misma", dijo Lu. 



“China siempre ha creído que las diferencias entre cualquiera de los dos países deben resolverse, por supuesto, a través de consultas y negociaciones amistosas". Durante el fin de semana, China rechazó la percepción de que los aranceles de Trump están perjudicando a su economía. 



Los aranceles más altos tendrán un impacto "muy limitado", y perjudicarían a EE.UU. en gran medida, según Guo Shuqing, jefe del regulador de banca y seguros de China.

 

Guo es el funcionario financiero chino de más alto rango para comentar públicamente sobre el estancamiento comercial desde que las conversaciones se deterioraron. Un comentario publicado por la agencia oficial de noticias, Xinhua, acusó a EE.UU. de utilizar a China como "chivo expiatorio" por su desequilibrio comercial e incluso algunos problemas económicos internos, mientras medios estatales chinos instan a mantener una resistencia unificada contra la presión extranjera.

 

"EE.UU. está tratando de aprovechar al máximo un acuerdo comercial desigual con China, al utilizar medidas como el aumento de los aranceles y apuntar a sus compañías tecnológicas", dijo Guo y, a su vez, elogio la "máxima sinceridad" de Pekín en las negociaciones. 



China ha intensificado su discurso antiestadounidense desde que las conversaciones fracasaron y Trump puso en la lista negra a Huawei Technologies Co. y a decenas de sus filiales a principios de este mes, en un intento por obstaculizar su acceso al mercado estadounidense. Su administración está considerando restricciones a otras cinco compañías tecnológicas chinas

 

Publicado en Portafolio, disponible aquí 

facebook icon