Pilgrim Security hace análisis sobre anuncio de las disidencias de las Farc

Dentro de la coyuntura actual que se ha generado debido este anuncio de exjefes disidentes de la guerrilla de las Farc, es importante considerar varios aspectos.
El pasado 29 de agosto, se hizo público un video en el cual el líder de las Farc, alias Iván Márquez, indica que él junto con un grupo de exdesmovilizados de las Farc (incluyendo a alias Jesús Santrich, alias El Paisa y alias Romaña) vuelven a las armas. Dentro del anuncio, el líder guerrillero indica su voluntad de retomar su lucha armada con los cientos de guerrilleros pertenecientes a las disidencias de las Farc, así mismo abre la posibilidad de unirse con el ELN para desarrollar acciones conjuntas. Señala como blanco de sus posibles acciones a las clases dirigentes, empresas multinacionales y las rentas del negocio del narcotráfico.

Algunos antecedentes

Alias Jesús Santrich fue detenido en Bogotá el 26 de mayo de 2018, acusado de narcotráfico y concierto para delinquir, por el Gobierno Nacional. Las pruebas incluyeron grabaciones de la DEA en actividades propias del narcotráfico. No obstante, la JEP posteriormente lo dejó en libertad y la Corte Suprema dispuso que éste pudiera asumiera su curul en el Congreso. Semanas después huye y deja su curul y su esquema de protección con rumbo desconocido (se dice Venezuela).


El 9 de abril de 2018, alias Iván Márquez se refugia en el Espacio Territorial y de Reincorporación de Miravalle (Caquetá), el cual era liderado por alias El Paisa.


Meses más tarde, mientras Jesús Santrich estaba en la cárcel, otros exjefes guerrilleros abandonan sus esquemas de seguridad y se van de los espacios de reincorporación incluyendo a Iván Márquez, alias El Paisa, Aldinever Morantes, el loco Iván, Romaña, Walter Mendoza y Enrique Marulanda, al parecer hacia Venezuela.

Aspectos a considerar

Dentro de la coyuntura actual que se ha generado debido este anuncio de exjefes disidentes de la guerrilla de las Farc, es importante considerar varios aspectos.

Hoy en día, según cifras de la Fundación Paz y Reconciliación, las disidencias de las Farc están conformadas por 23 grupos en 85 municipios del país y cuentan con alrededor de 1.800 guerrilleros, siendo las principales regiones de su influencia Caquetá, Meta, Guaviare, Putumayo, Vichada, bajo Cauca Antioqueño, Catatumbo y Cauca. En el pasado, las Farc tuvieron presencia en más de 300 municipios.

Estas disidencias, al parecer, no tenían hasta el día de hoy una representación política que los cohesionara. Hay una parte armada que está al mando de alias Gentil Duarte y delinquen principalmente en zonas del sur del país. Se prevé la unión de estas dos fuerzas que tendrían entonces un hilo conductor desde lo político con alias Iván Márquez.

Probablemente, con este anuncio, los disidentes de las Farc procurarán buscar a los antiguos guerrilleros que están concentrados en los actuales espacios territoriales de reincorporación (ETRC) para su reclutamiento. El Estado y sus instituciones tienen el reto de proveer la seguridad y la continuidad de los programas de apoyo en proyectos productivos para que el grueso de los excombatientes no retome las armas.

Dentro de este nuevo contexto, en lo que tiene que ver con la seguridad nacional, se debe tener en cuenta que, aunque el anuncio busca generar un impacto en la opinión pública nacional e internacional, no se anticipa que el ambiente general de amenaza en el país, observe un cambio drástico en el corto plazo. De todas formas, en las áreas de mayor injerencia pudieran presentarse eventos de orden público por parte de las disidencias de las Farc, quienes durante el último tiempo se han dedicado prácticamente a las actividades relacionadas con el narcotráfico.

De otro lado, el presidente Iván Duque ya anunció su decisión y voluntad de combatir frontalmente este reducto guerrillero. Se pudiera esperar una reactivación de las operaciones militares en el territorio nacional, con el consabido impacto mediático que esto genera.

Recomendaciones de seguridad

Es indispensable que no se caiga en la desinformación, pues si bien esta coyuntura trae sus implicaciones, el planeamiento adecuado de los trabajos, operaciones, movimientos, permitirá minimizar los riesgos inherentes y hacer viable las operaciones.

De forma preventiva, es importante disponer que las visitas y trabajos no esenciales puedan tener un compás de espera en procura de hacer lectura de cualquier cambio en la situación particular en las áreas de operación.

También, es clave revisar, ajustar y fortalecer los protocolos de seguridad para desplazamientos a campo, así como en instalaciones o locaciones.

Finalmente, socializar con los equipos de trabajo, el evento de coyuntura actual, así como la lectura interna del mismo y las medidas preventivas internas de la organización.

Análisis por: Pilgrim Security

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva de su autor
facebook icon