Acuerdo de Trump con China anima a los inversionistas

 

El mandatario de Estados Unidos aceptó dejar en 10 % los aranceles desde enero.

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, celebró hoy como un "gran salto adelante" el acuerdo alcanzado con China, que supone una tregua en las tensiones comerciales entre las dos grandes economías mundiales y que ha hecho sonreír a los mercados de Wall Street.

 

“¡Las relaciones con China han dado un gran salto adelante! Muy buenas cosas van a ocurrir. Estamos negociando desde una gran fortaleza, pero China también tiene mucho que ganar cuando el acuerdo se complete. ¡Equilibremos el campo de juego!", señaló Trump en su cuenta de Twitter. 



Trump se reunió este fin de semana con su homólogo chino, Xi Jinping, en la Cumbre del G20 en Argentina y calificó ese encuentro bilateral de "extraordinario". 



La reunión entre ambos líderes en Buenos Aires era considerada clave para reducir las tensiones comerciales entre los dos países, iniciadas en julio y que han tenido en vilo desde entonces a los mercados internacionales. 



En ese encuentro, EE.UU. y China accedieron a comenzar "inmediatamente" negociaciones sobre cambios estructurales en la economía china, entre otras cuestiones, informó la Casa Blanca. 



Ambas potencias tratarán de completar las conversaciones "en los próximos 90 días", un periodo en el que Trump aceptó "dejar en el nivel del 10 % los aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares a partir del 1 de enero de 2019, y no subirlos por ahora al 25 %", como estaba previsto

 

Ambiente diferente

 

Para Louis Kujis, analista de la consultora Oxford Economics para Asia, "es probable que la tregua se deba principalmente a un cambio de mentalidad, posiblemente temporal, en EE.UU". "El espacio para un acuerdo sustancial es bastante estrecho, frágil", consideró hoy el experto en un comunicado. 



Sin embargo, Kujis aseguró que el aplazamiento de los gravámenes y la reanudación del diálogo y las negociaciones "son positivos para la economía y los mercados de activos". 



Como era de esperar, los inversores reaccionaron con alegría a la tregua comercial alcanzada entre EE.UU. y China, y Wall Street abrió hoy con fuertes ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 1,23 por ciento. 



Media hora después de la apertura de la sesión en la bolsa neoyorquina, la principal referencia ganaba 315,39 puntos hasta los 25.853,85, un alza que también se reflejaba en el selectivo S&P 500, que subía 1,02 % o 28,03 unidades, hasta los 2.788,20 enteros. El "alto el fuego" entre ambas potencias mundiales llega después de un continuo intercambio de golpes entre EE.UU. y China en los últimos meses; una situación que ha creado una alerta generalizada y que ha provocado una ralentización en las previsiones del crecimiento económico mundial.

 

Medidas tomadas

 

En total, EE.UU. ha impuesto aranceles a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares desde julio, y Trump había amenazado con sancionar bienes por otros 267.000 millones de dólares, lo que superaría con creces el volumen de importaciones de China al país, que en 2017 se situó en 506.000 millones.



Por su parte, Pekín aplicó como represalia medidas recíprocas a más de 60.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses, casi la mitad de los 130.000 millones que compró en 2017. 



Pese al entusiasmo transmitido por Trump, el Gobierno chino prefirió hoy mostrar cautela respecto al pacto alcanzado y evitó dar más detalles sobre el acuerdo. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, optó por no confirmar si es cierta la información divulgada por la Casa Blanca, que asegura que China se ha comprometido a aumentar “sustancialmente sus compras de productos agrícolas, energéticos industriales y de otro tipo" procedentes de EE.UU. "



China está dispuesta (...) a abrir el mercado y expandir las importaciones y ayudar a aliviar los problemas en nuestras áreas comerciales", argumentó Geng, que también rechazó corroborar o desmentir otras informaciones que apuntan que  China se habría comprometido a reducir los aranceles a los vehículos estadounidenses importados. 

 

Publicado en El Tiempo, disponible aquí