AmCham Colombia presentó a MinSalud propuestas para trabajar en el desarrollo empresarial

Disponer de políticas que protejan y fomenten el bienestar de los colombianos mientras impulsan el desarrollo empresarial fue el eje de las propuestas de AmCham Colombia y sus empresas afiliadas al ministro de Salud, Juan Pablo Uribe.

 

Bogotá, 11 de septiembre de 2018 (AmCham Colombia).- En una reunión con empresarios, la directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, María Claudia Lacouture, expuso al ministro de Salud y   Protección Social, Juan Pablo Uribe, los principales aspectos que la entidad considera claves para avanzar en una agenda que permita mejorar la salud de los colombianos y el desarrollo empresarial del país.

 

Durante el conversatorio, la directora de AmCham Colombia destacó la inclusión del enfoque de prevención estructural de  enfermedades no transmisibles (ENT), en el plan de gobierno del presidente Iván Duque, ya que es la causa de defunción   que más representa muertes anuales en el mundo (70% de ellas) y expresó la adhesión a este compromiso de las   empresas pertenecientes a la Cámara.

 

 “AmCham Colombia tiene una mesa de trabajo con las compañías de los sectores de alimentos y bebidas para analizar el   sector y debatir sobre políticas buenas prácticas y  promover compromisos de colaboración que contribuyan a combatir   fenómenos como el de la obesidad, sobre todo en jóvenes y niños. Esta labor necesita un trabajo mancomunado entre   privados y públicos, por eso extendemos la invitación para que el Ministerio de Salud pueda acompañar el desarrollo de   este comité sectorial”, afirmó Lacouture.

 

 

Regulaciones equilibradas, más competitividad

Lacouture propuso  trabajar en la construcción de un marco regulatorio conveniente para el desarrollo y competitividad del país teniendo en cuenta las ventajas de Colombia en la región y los compromisos adquiridos mediante los acuerdos comerciales.

 

“Colombia tiene grandes oportunidades en el sector salud, sin embargo, una de las preocupaciones más recurrentes de los empresarios es la incertidumbre jurídica que generan algunas de las decisiones del Ejecutivo y de la rama judicial en términos de comercio y de inversión de empresas estadounidenses y colombianas en este rubro de la economía”, explicó la directora de AmCham Colombia.

 

Quizá la más grande de las inquietudes está en la sobrerregulación que implica la expedición excesiva de decretos y circulares que cambian las reglas de juego establecidas en asuntos como el control de precios a medicamentos con mecanismos como la “Declaración de Interés Público”, y que frenan los procesos de inversión extranjera y la entrada de nuevos capitales.

 

“No hay que desconocer el papel de control y regulación que ejerce el Ministerio de Salud y Protección Social y la Comisión Nacional de Precios de Medicamentos y Dispositivos Médicos, sino más bien proponer unas reglas de juego claras con unos pilares básicos basados en la concertación y participación de los distintos actores”, explicó.

 

AmCham Colombia recomendó que los mecanismos de control de precios sean evaluados desde distintos enfoques que brinden una mirada más amplia al problema, en donde no sólo se analice el precio como factor de definición de política, sino que sea visto como una dinámica de mercado.

 

“Más allá de controlar los precios vía regulación, hay que disponer de medidas necesarias para garantizar la libre competencia entre empresas, lo que necesariamente debe llevar a la ampliación de la oferta y la libre regulación del mercado, acompañada de una vigilancia efectiva”, añadió la directora de la Cámara.

 

Propiedad intelectual, un tema pendiente con EE.UU.

 

El Comité de Amcham Colombia propone el establecimiento de jueces especializados en temas técnicos de propiedad intelectual (propiedad industrial, patentes, derechos de autor, etc.) para la solución de controversias de carácter comercial y que exista una interlocución entre los Ministerios de Salud y Justicia para garantizar la protección y el cumplimiento de los derechos de los titulares.

 

Otro de los factores que afecta el desarrollo del sector es la excesiva regulación y, aunque se destaca anotan que el Invima ha logrado importantes avances en este punto, aún quedan algunos otros aspectos  susceptibles a mejorar.

 

“Permitir renovaciones automáticas de inventario y trámites automatizados para empresas con probada seriedad y respeto por las normativas, que eviten las diligencias largas y engorrosas, así como la mejora de los procesos de inspección en los puertos, tanto en su eficacia como en el acondicionamiento de los espacios donde se realizan, será fundamental para disponer de las condiciones ideales para que las empresas colombianas y estadounidenses sean competitivas”, aseguró Lacouture

 

Si a ello se suma la homologación de los requisitos y trámites sanitarios con los de los países con los cuales hay acuerdos comerciales ya no solo se estimulará la competitividad, sino que facilitará el comercio exterior en Colombia clave para el crecimiento económico.

 

Juan Pablo Uribe, ministro de Salud, se mostró agradecido por la buena disposición de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, y de sus empresas afiliadas para trabajar con su cartera con el fin de traer desarrollo al sector salud-bienestar y al sector empresarial.

 

“Me llevo en mente todas estas propuestas para poder disponer de un espacio donde podamos trabajar conjunto con ustedes y con otras carteras por la resolución de problemáticas de salud como la desnutrición infantil y en las que sus programas de Responsabilidad Social pueden aportar mucho. También estaré dispuesto a escucharlos para que sus preocupaciones sean resueltas por los organismos regulatorios competentes y pertenecientes al sector de Salud como el Invima”, concluyó el ministro.