Jornada de voluntariado de P&G y United Way - Dividendo por Colombia benefició a 390 niños y niñas

Cerca de 45 voluntarios mejoraron las instalaciones del colegio distrital Toberín Sede C Orquídeas al que también asisten niños en condición de discapacidad.

 

Bogotá, noviembre de 2018. El pasado 2 de noviembre se realizó en Bogotá una jornada de voluntariado en el colegio distrital Toberín Sede C Orquídeas, llevada a cabo por Procter & Gamble (P&G), junto con la Fundación United Way - Dividendo por Colombia.

 

Durante la actividad se mejoraron las instalaciones del colegio por medio de la adecuación de eco-espacios y juegos de piso.  De esta forma, y gracias a los cerca de 45 voluntarios que hicieron parte de la labor social, se beneficiaron 390 niños y niñas (algunos con discapacidad física y cognitiva leve) de los grado Jardín, Transición y Primero.

 

De acuerdo con Gustavo Castellanos, Gerente General de P&G Colombia, “la actividad hace parte del compromiso que tenemos de aportar y dar un mejor día a las comunidades que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad y exclusión y a las cuales, desde nuestra labor, podemos ayudar. Para nosotros es fundamental contribuir a la construcción de un mejor presente y futuro para los niños y niñas de Colombia, que lleva al desarrollo del país”. 

 

Desde hace varios años, United Way - Dividendo por Colombia - y P&G han trabajado en conjunto para mejorar la calidad educativa del país en aspectos como la disminución de la tasa de deserción escolar, la motivación de los docentes y los resultados del aprendizaje a lo largo de la vida.

 

Para Claudia Aparicio, Directora Ejecutiva de United Way - Dividendo por Colombia “este tipo de actividades demuestran que el voluntariado corporativo es un medio que aporta a la transformación de la educación en Colombia y genera valor compartido en las comunidades, a través de la Responsabilidad Social Empresarial".

 

Gracias a la labor en conjunto con United Way - Dividendo por Colombia, más de 13.500 niños han mejorado su calidad de vida, a través del programa Nacer Aprendiendo Ambientes Saludables y la iniciativa Agua Limpia para los Niños. En el último año, más de 150 voluntarios fueron movilizados y, a lo largo de nuestra alianza, hemos mejorado la calidad de la educación y los espacios de aprendizaje de más de 102.552 niños y niñas de sectores vulnerables del país.