Biometría, ABC para entender de qué se trata

Con el objetivo de entender la importancia e implicaciones de esta tecnología en la vida de miles de colombianos, Certicámara S.A. presenta un ABC que despejará diversas dudas.

 

Si usted es de los que olvidan su contraseña o usa la misma para todas sus transacciones electrónicas, no se preocupe, a todos nos pasa, pero la buena noticia es que las claves o contraseñas tienen sus días contados. Le será útil saber que existen otras alternativas para su identificación, asociadas a los rasgos físicos biométricos. En varios sectores de la economía nacional y entre los mismos ciudadanos ya es conocida la tecnología biométrica, un mecanismo altamente seguro y confiable que permite validar la identidad a través características propias de cada persona, con dispositivos electrónicos para dicho fin.

Con el objetivo de entender la importancia e implicaciones de esta tecnología en la vida de miles de colombianos, Certicámara S.A. presenta un ABC que despejará diversas dudas.

¿Qué es la biometría o validación biométrica? Es un método de reconocimiento de personas basado en sus características fisiológicas o de comportamiento.

Cuando se refiere a fisiológico hace referencia al reconocimiento de huella dactilar, de iris, de retina y de rostro, voz, entre otros. Si se trata de comportamiento se refiere a costumbres de las personas que los hacen identificables, en el mismo grupo se encuentran las redes sociales.

¿Cómo funciona la validación biométrica? A través de un dispositivo biométrico o una cámara de fotos,  se captura una o más de las características físicas de la persona, por ejemplo, la huella dactilar o los rasgos faciales.

El funcionamiento se explica así:

 

¿Qué tipos de biometría existen actualmente en Colombia? En nuestro país se utiliza la biometría por huella, facial y de voz, y existen algunos casos de biometría de iris. Es importante precisar que en el mercado se encuentran bases de datos privadas, como en el caso de las empresas que regulan el horario de sus empleados con captores biométricos de huella, y/o la entrada en edificio que también utilizan captores de huella. Así mismo, existe una base de datos pública, que administra y controla la Registraduría Nacional del Estado Civil (RNEC), donde están contenidas todas las huellas y fotos de los colombianos, y que actualmente se usa en diferentes sectores con resultados extraordinarios erradicando el fraude de suplantación de identidad en todas las entidades donde se ha implementado.

Cuándo se habla de biometría certificada ¿a qué se refiere? Todas las biometrías tienen unos niveles de seguridad que son aceptables siempre y cuando se sigan los estándares internaciones en los procesos de validación de identidad. La biometría que se hace a través de bases privadas se enmarca legalmente, como se mencionó, en el marco del Decreto 2364 de 2012, donde se debe demostrar ante cualquier inconveniente, la confiabilidad y apropiabilidad del mecanismo utilizado, esto significa que la carga de la prueba (demostrar que se llevó a cabo el proceso de validación de identidad) recae en la empresa que realizó la validación de identidad biométrica.

En el caso de la Biometría Certificada que utiliza las bases de datos públicas (RNEC), que es la que utiliza Certicámara, la carga de la prueba se invierte, y al tratarse de un proceso certificado, se garantiza la autenticidad y la integridad de la transacción, es decir: quien quiera repudiar la transacción (o el proceso de validación de identidad) deberá probarlo.

¿A todos los ciudadanos colombianos se les puede validar la identidad con biometría certificada usando la Base de Datos de la Registraduría? Únicamente a los ciudadanos mayores de 18 años que hayan solicitado su cédula de ciudadanía con la Registraduría Nacional del Estado Civil, es decir, quienes tengan la capacidad jurídica de comprometerse.

¿Cómo se garantiza la protección de mis datos personales?  En el caso del servicio de validación de identidad biométrica que ofrece Certicámara, damos estricto cumplimento a la Ley 1581 de 2012 y su Decreto Reglamentario 1377 de 2013, a través de la autorización del titular del dato, la cual es previa, expresa e informada, haciendo uso de una firma electrónica con huella, con el respaldo del NUT (número único de transacción) que provee la Registraduría en nuestro proceso de validación biométrica, donde se precisa la finalidad para la cual será recolectado el dato y se genera una evidencia electrónica cifrada.