Cinco consejos que le permitirán equilibrar su vida laboral con la crianza de los hijos

Para Rebekah Neumann, fundadora de la escuela WeGrow, proyecto liderado por la multinacional de espacios compartidos WeWork, el tiempo que comparten los padres con los hijos es el factor más importante para su correcto crecimiento, pues de esta manera se pueden fortalecer diferentes tipos de destrezas y habilidades.

 

La paternidad es transformadora en todos los sentidos, y eso a menudo incluye la redefinición de la relación con el trabajo. A veces, implica descubrir cómo repartir tiempos, responder correcta y oportunamente a todas las responsabilidades, así como acompañar a los hijos en momentos importantes para su desarrollo.

 

El apoyo de otros padres en un entorno laboral es clave para buscar ayuda sobre cualquier tipo de problemas durante el embarazo, compartir consejos relacionados con la crianza y comprender situaciones que a veces parecen atípicas en el desarrollo de los niños.

 

Para Rebekah Neumann, fundadora de la escuela WeGrow, proyecto liderado por la multinacional de espacios compartidos WeWork, el tiempo que comparten los padres con los hijos es el factor más importante para su correcto crecimiento, pues de esta manera se pueden fortalecer diferentes tipos de destrezas y habilidades.

 

“Si dejamos que los menores exploren lo que les gustaría dedicarse desde pequeños, podríamos romper grandes barreras en términos de potencial humano. Nutrir sus cualidades despierta en ellos una energía y una seguridad para crear, sumamente valiosa para el trabajo”, agregó Neumann.

 

Si bien ser padre y trabajar al mismo tiempo no es una tarea sencilla, podría ser una experiencia más llevadera al tener en cuenta las siguientes recomendaciones desarrolladas por WeGrow:

 

  1. Invítalos a tu oficina. De vez en cuando lleva a tus hijos para que conozcan tu oficina y a los compañeros de trabajo. Así ellos comprenderán lo que haces durante todo el día y el esfuerzo que requiere. También es importante para que tus jefes, y demás funcionarios, conozcan tu círculo familiar.

 

  1. Organiza tu tiempo. Ten un calendario en el que definas tus responsabilidades laborales y tus compromisos familiares. Así no se te cruzarán las tareas y podrás responderles correctamente a todas las personas. Separa en tu agenda un día familiar cada semana y asegúrate de que nada interrumpa esa salida.

 

  1. No prometas cosas que no puedas cumplir. Define correctamente el control de tu tiempo y de tu espacio. No te desesperes por hacer todo perfecto pues terminarás descuidando algunas cosas. Cumple con ambas partes a tu manera sin dejar a un lado ninguna de tus responsabilidades.

 

  1. Expresa tus sentimientos y necesidades. Comunícate con tus jefes y con tu familia sobre lo que te ocurre en el día a día y asegúrate de escuchar a tus hijos. Pregúntales por su jornada en el colegio y mantente atento a cualquier alerta.

 

  1. Sé flexible. Relájate. Los niños son imprevisibles y todo puede cambiar en un segundo. Debes saber tomarte con calma las situaciones y hacer lo que está a tu alcance para cumplir con todas las responsabilidades. En definitiva, puedes lograr todas las tareas de tu trabajo sin necesidad de sacrificar tiempo familiar.