Reforma tributaria en EE.UU.: retos y oportunidades para Colombia

-        Reduciría al 20% la tasa tributaria para las empresas, a partir de 2018.

-       Colombia debe replantear su sistema tributario para evitar salida de capitales.

Por: Comunicaciones AmCham Colombia

El proyecto inicial de reforma tributaria en Estados Unidos, presentado el pasado 2 de noviembre por el Partido Republicano en la Cámara de Representantes y que introduce un nuevo sistema fiscal internacional, reduciría al 20% la tasa tributaria para las empresas a partir de 2018.

La reforma fiscal, impulsada por el presidente Donald Trump para hacer más competitivo su sistema tributario frente a otros países, tendría vigencia a partir del 1 de enero (con retroactividad si se aprueba más adelante). Si bien el ambiente político en Estados Unidos no está fácil, lo cierto es que este es un proyecto en el que el Gobierno se está jugando todo su capital.

De acuerdo con Luis Orlando Sánchez, presidente del Comité Tributario y Financiero de AmCham Colombia, los empresarios estadounidenses tienen expectativas positivas, reflejadas en el buen comportamiento del mercado accionario en Estados Unidos.

¿Qué viene para Colombia?

El sistema tributario colombiano, y en general los del mundo, deberían repensarse al momento que se apruebe esta normatividad, pues el impacto para las empresas cuyos accionistas son estadounidenses va a ser mayor y esto implicará que muchas compañías colombianas empiecen a repatriar recursos, ingresos y dividendos al país norteamericano, según Sánchez.

Por otra parte, según el análisis de AmCham Colombia, algunas compañías colombianas que poseen inversión en Estados Unidos tienen escudos fiscales que actualmente se recobran con un 35% de la tarifa corporativa, sin embargo, con esta reforma esa recuperación ya no sería con ese porcentaje, pues la propuesta es que sea al 20%. Esto supondrá un impacto significativo en los estados financieros de las compañías que tienen operaciones en el país norteamericano.

“Muchos proyectos de restructuración, inversión y realineación de las compañías están a la espera de este resultado para que Estados Unidos se convierta en una jurisdicción “holding”, que lleve a que el sistema financiero sea reevaluado y facilite las inversiones en el país”, señala el presidente del Comité Tributario de AmCham Colombia.

Y es que de aprobarse este proyecto se generaría un impulso mucho mayor sobre la economía, que llevaría a más aumentos en las tasas de interés bajo la expectativa de mayor crecimiento e inflación. En este sentido, el reto será mayor para los países emergentes, entre ellos Colombia, ya que las altas tasas de interés en Estados Unidos podrían restarle atractivo a las inversiones en estas naciones.

Panorama en Estados Unidos

Para el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Neil Bradley, el proyecto de reforma fiscal es exactamente lo que el país necesita para que la economía crezca más rápido. “Queda mucho trabajo por hacer para obtener la combinación de políticas correctas y pasar de un borrador legislativo a una ley promulgada. La comunidad empresarial está lista para ser un socio activo junto a los legisladores”, señaló.

Por su parte, los republicanos están de acuerdo en la bajada de impuestos. No obstante, esta reforma aumentaría el déficit presupuestario de 1,5 billones de dólares en la próxima década, lo cual generaría posiciones encontradas en el legislativo.

De esta manera, comienza un largo camino en el Congreso norteamericano para sacar adelante este proyecto que, de aprobarse, representaría la primera reforma fiscal en Estados Unidos en 30 años.

Los siguientes son los principales aspectos de la reforma tributaria propuesta al Congreso de Estados Unidos según el análisis que nos compartió E&Y.

-Reducir la tasa de impuesto a las ganancias corporativas del 35% al 20% a partir de 2018

-Dejar un impuesto único del 12% sobre las ganancias en el extranjero acumuladas y del 5% para los activos ilíquidos

-Eliminar varias deducciones y créditos, como la deducción de producción nacional de la Sección 199, el crédito fiscal por oportunidad de trabajo y el crédito fiscal de nuevos mercados (pero no el crédito de investigación)

-Limitar la tasa de impuestos aplicada a una porción de los ingresos comerciales de las entidades de transferencia al 25%

Las principales disposiciones individuales de la ley incluyen:

-Reemplazar los siete impuestos a la renta para contribuyentes individuales con cuatro tasas fijas de 12%, 25%, 35% y 39,6%, de acuerdo con el nivel de ingresos del hogar.

-Revocar el Impuesto mínimo alternativo, conocido como AMT

-Eliminar en seis años el “estate tax” o impuesto por herencia.

-Limitar la deducción individual para los impuestos estatales y locales a $ 10,000 dólares en impuestos a la propiedad

En el marco de este nuevo sistema fiscal, el Comité Tributario y Financiero AmCham invita a su próximo desayuno de trabajo sin costo sobre “El impacto de la reforma tributaria de EE.UU. en Colombia”, que se realizará el próximo 23 de noviembre.