El turismo no es una elección

Por: María Claudia Lacouture, directora ejecutiva AmCham Colombia.

Hace pocos días, CNN Travel publicó los que, a su juicio, son los pueblos más lindos de Colombia. Fue una de las tantas historias que nos acostumbramos a ver cada semana en medios internacionales sobre el potencial turístico que tiene el país como destino diverso y seguro.

El nuevo Gobierno recibe una tarea hecha -fueron tres lustros de intenso trabajo para recuperar la imagen y generar confianza, y se encuentra con un desafío distinto, pues es el momento de definir una política clara, ambiciosa, de largo plazo.

Un estudio de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, liderada por el investigador asociado a Fedesarrollo, Mauricio Reina, a partir de una encuesta con un centenar de empresarios de sectores diferentes a este lo confirma: el turismo es el segundo sector “más promisorio” para la inversión desde Estados Unidos, superado solo por las Tecnologías de Información que hoy están ligadas al futuro de esta industria.
Son muchos pendientes que necesitan una dirección para organizar la oferta. Colombia debe planear el turismo que necesita, enfocarse en el turista que le interesa y, sobre todo, diseñar una propuesta con base en lo que nos hace diferentes: la megadiversidad.

Colombia está lista para ser referente y potencia en turismo sostenible. Para lograrlo, lo primero es unificar y articular las entidades estatales que cumplen funciones en el sector, ampliarlas y complementarlas, trabajar con gremios y regiones en una estrategia de Nación, con un Estado comprometido que garantice una planificación de largo plazo y apuestas concretas para un sector sostenible e incluyente.

Innovación y tecnología para estar a la vanguardia. Las tendencias en turismo son contundentes en que si no se está actualizado en tecnología se está por fuera. Y la innovación es la esencia del éxito en todo emprendimiento.
Invertir en formación no tiene discusión. Requerimos profesionales especializados que conozcan del servicio y conozcan experiencias de otros países, urge una apuesta más decidida por el bilingüismo.
Cumplir los estándares de calidad es un gran desafío y la manera de hacerlo es con trabajo focalizado en los destinos y en ese sentido el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tiene un programa extraordinario y son los Colegios Amigos del Turismo, donde se construyen nuevas generaciones más conscientes.

En infraestructura, el pendiente está en grandes proyectos para el ocio y entretenimiento. La solidez del sector hotelero es muestra de que las exenciones e incentivos funcionan. Necesitamos inversión en servicios, conectividad y adecuación de destinos.

Seguridad, por supuesto. Va más allá del simple hecho de poder llegar a los destinos sin temor. Tenemos que dar pasos más visibles en la protección del turista y en conocimiento y cumplimiento de normas para evitar accidentes.
Parte del futuro económico de Colombia está en el turismo, un sector que ayuda al desarrollo social, a la inclusión, a la generación de empleo y riqueza, por lo que debe estar en los primeros temas de discusión en estas épocas de campaña. No dejemos que lo urgente apague lo importante, no es una elección, lo tenemos, y tenemos todo lo que están buscando los turistas, pongámonos a la obra para hacerlo bien.

Publicado en La República, disponible aquí