Colombia ha sido un socio clave para EE.UU. y así seguirá siendo: Embajada de Estados Unidos

Así lo señaló el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Philip Laidlaw, en el marco del foro “Nuevo Campo de Juego, una mirada en prospectiva”.

Hoy más que nunca la prosperidad de Colombia es importante para Estados Unidos, pues aunque existen varios retos por superar, en el país se están abriendo grandes oportunidades comerciales y de inversión que, bien aprovechadas, beneficiarán a los empresarios de ambos países, por lo que Estados Unidos seguirá trabajando conjuntamente para potenciar cada vez más la relación bilateral.

Así lo señaló el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos, Philip Laidlaw, en el marco del foro “Nuevo Campo de Juego, una mirada en prospectiva”, previo a la 63 Asamblea de Afiliados de la Cámara Colombo Americana, AmCham Colombia.

“Como amigo y como aliado, Colombia es un socio estratégico clave para los Estados Unidos, muestra de ello es la visita del presidente Donald Trump al país dentro de pocas semanas. El empresariado colombiano mejor que nadie sabe que tenemos desafíos por superar, pero el futuro de nuestra relación comercial es sin duda prometedora para los dos países”, destacó.

Para el funcionario, es clave que el sector privado sea la columna vertebral de la economía colombiana, ya que es el que puede proveer las herramientas para impulsar tanto el crecimiento económico como la generación de empleo que ayudará a garantizar la paz sostenible del país. “Es por esa confianza en los empresarios colombianos que en la Embajada de Estados Unidos diseñamos conjuntamente con AmCham Colombia un plan de trabajo que nos permitirá seguir ampliando la relación comercial y cooperación entre ambos países”, indicó.

Diversificación, clave para incentivar la inversión

Respecto a los retos que debe superar Colombia para atraer más inversión, Laidlaw aseguró que aunque muchas industrias han visto avances bajo el Tratado de Libre Comercio, la realidad es que no se han logrado reemplazar los ingresos derivados del petróleo y por eso, el intercambio comercial entre ambos países ha disminuido en los últimos seis años.

“En cuanto a hacer negocios en Colombia, hay un consenso entre las grandes empresas estadounidenses en que Colombia tiene un enorme potencial de crecimiento, especialmente en la era del posacuerdo, pero debe seguir mejorando su atractivo para la inversión extranjera si quiere competir a escala mundial”, advirtió el funcionario.

En este sentido, el funcionario de la Embajada de Estados Unidos manifestó que si bien se han dado pasos importantes para abrir la economía de Colombia al mundo con la firma de nuevos acuerdos de libre comercio, las empresas estadounidenses quieren ver cómo se implementan esos acuerdos antes de priorizar la inversión aquí.

En el caso del TLC con Colombia, asegura Laidlaw, la política de chatarrización, la reforma de derechos de autor y la regulación del sector farmacéutico, son los principales intereses que tiene ahora Estados Unidos, pues las empresas afectadas han expresado su preocupación al Gobierno de Estados Unidos en estas áreas.

0
0
0
s2smodern