Prudencia política y diplomacia comercial

Es el camino a seguir con relación al proceso de aranceles de acero y aluminio hacia Estados Unidos.

 

Bogotá, 3 de mayo de 2018 (AmCham Colombia).- Ante la polémica surgida en el país por la decisión del Gobierno de Estados Unidos de imponer aranceles del 25% para la importación de productos de acero y 10% de aluminio sin excluir a Colombia, la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, señala:

 

  1. Colombia es un socio estratégico de Estados Unidos, comparte un Tratado de Libre Comercio y merece un trato diferenciado.
  2. Es importante recalcar que, si bien es necesario lograr un acuerdo que no afecte las exportaciones colombianas, es preciso entender que la medida no ha sido impuesta de manera unilateral a Colombia, sino que hace parte de una política global, por lo que el manejo institucional, la prudencia política,  la diplomacia comercial y el acompañamiento gremial resultan vitales en este momento.
  3. Las razones de seguridad nacional que argumentó Estados Unidos para imponer aranceles de acero y aluminio están contempladas en los mecanismos del Tratado de Libre Comercio entre los dos países.
  4. No se puede llamar incumplimiento aquello que se ha negociado dentro de los acuerdos comerciales. Colombia cuenta con un TLC que incluye las acciones que se deben tener en cuenta cuando se habla de seguridad nacional. Si bien Colombia es un país amigo, que no genera ninguna amenaza, los caminos para trabajar son los de la diplomacia comercial, como lo ha hecho el Gobierno Nacional.
  5. La medida de Estados Unidos fue establecida para todos los países y no de manera exclusiva para Colombia. Al mismo tiempo, la administración estadounidense estableció el conducto que deben seguir los países interesados en ser eximidos de estos aranceles, proceso que ha cumplido el Gobierno Nacional.
  6. La participación de Colombia en el mercado del acero y el aluminio de Estados Unidos es menor al 0,5%. Existen empresas colombianas afectadas por esta medida con las cuales el Gobierno está trabajando en alternativas para minimizar el impacto de la medida sin considerar la posibilidad de ser eximido.
  7. Hoy debe imperar la prudencia, mantener la diplomacia comercial y el trabajo con las empresas estadounidenses que compran los productos colombianos para mostrar la mínima injerencia que nuestras exportaciones tienen en el mercado de Estados Unidos y por ende en la justificación de seguridad nacional.

 

María Claudia Lacouture

Directora Ejecutiva

AmCham Colombia